Corte ratificó sobreseimiento a juez acusado por sobornos

Edición Impresa

El primer y único caso que pudo llegar a desnudar un acto de corrupción explícito dentro del Poder Judicial tuvo su epílogo. La Corte Suprema de Justicia confirmó el sobreseimiento del juez de la Cámara Federal de Casación Penal, Eduardo Riggi que fue acusado de recibir una coima en el marco de la causa en la que se investigó la muerte del militante del Partido Obrero Mariano Ferreyra, en 2010. El fallo del máximo tribunal firmado el martes pero dado a conocer ayer rechazó un planteo presentado por la madre del joven, Beatriz Rial, que apuntaba a que fuera revisado el sobreseimiento con el que había sido beneficiado el camarista luego de una tortuosa investigación que pasó de juez en juez ante reiteradas excusaciones. El caso fue ícono de las dificultades del Poder Judicial para investigarse a sí mismo.

El fallo se produjo en el marco del expediente en el que se investigaba si hubo un ofrecimiento de sobornos para liberar al exjefe de la Unión Ferroviaria (UF) José Pedraza, quien fue detenido tras el crimen del militante. Escuchas judiciales ordenadas en ese caso derivaron en una denuncia aparte contra integrantes de la justicia.

La principal prueba era una escucha telefónica entre el abogado y exsecretario de Casación, Octavio Aráoz de Lamadrid, y un exagente de inteligencia (Juan José Riquelme), que habrían organizado el pago. De acuerdo a las escuchas, en la maniobra también habrían participado el excontador de la Unión Ferroviaria Ángel Stafforini y el exsecretario judicial Luis Ameghino Escobar, que se encargaba de los sorteos en Casación. La conversación, que se produjo cuando Pedraza todavía estaba en libertad, rondaba alrededor de un supuesto pago de una coima de u$s50 mil para un "Señor Eduardo" en relación a la sala III de Casación. Los involucrados en las escuchas fueron procesados por cohecho mientras el caso estuvo bajo la órbita de la justicia ordinaria, pero la definición del caso específico sobre camarista Riggi -sobre quien nunca se terminó de indagar si era el posible destinatario de los pagos- se postergó hasta que fuera revisado por el fuero federal.

Cuando la causa llegó a los tribunales federales de Comodoro Py, la fiscal Paloma Ochoa pidió la indagatoria de Riggi, tras acusar al juez de formar parte de un "pacto previo" que implicaba que habría dinero en juego a cambio de una fallo judicial. Sin embargo Riggi fue sobreseído por el entonces juez federal Norberto Oyarbide, en una decisión que fue confirmada luego por las dos instancias inmediatamente superiores: la Cámara Federal y sus pares de Casación.

El martes, los jueces Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti declararon inadmisible el planteo de la madre de Ferreyra, mientras que Carlos Rosenkrantz sostuvo que estaba mal presentado, por lo que confirmaron el sobreseimiento, y exculparon definitivamente a Riggi.

Dejá tu comentario