22 de junio 2011 - 00:00

Crece la siembra de maíz y algodón en Brasil

Las exportaciones de algodón de Brasil aumentarán el doble, a un récord de 900.000 toneladas, esta cosecha. El país es el cuarto mayor exportador mundial de este producto.
Las exportaciones de algodón de Brasil aumentarán el doble, a un récord de 900.000 toneladas, esta cosecha. El país es el cuarto mayor exportador mundial de este producto.
San Pablo - Luego de transformar la agricultura global al quintuplicar su producción de soja desde 1980, los cultivadores brasileños están al borde de grandes logros en algodón y maíz, dominados durante un largo tiempo por productores estadounidenses.

El área de cultivo del algodón y del maíz se está ampliando rápidamente en Brasil, gracias a los altos precios y a una sostenida bonanza agrícola local, pese a que su costo equivale al doble que al de las cosechas de soja.

El número de atracaderos dedicados a estos dos productos agrícolas en los congestionados puertos brasileños está creciendo, según muestran las estadísticas.

Y mientras que la soja sigue reinando en las vastas sabanas brasileñas, analistas afirman que incluso un modesto cambio hacia el maíz y el algodón podría hacer la diferencia en los mercados globales debido al enorme tamaño de Brasil.

Este incipiente aumento no está exento de desafíos.

Largas filas de barcos a la espera de cargar azúcar y granos regularmente copan los puertos brasileños.

La escasez de inversiones en la producción de fertilizantes locales fuerza a este país a importar un 80% de sus necesidades anuales, enfrentando a los agricultores locales contra otros grandes importadores, como China, por los vitales insumos agrícolas.

Las circunstancias parecen estar dadas para una expansión que a mediano plazo podría ayudar a nivelar los precios globales del maíz y el algodón entre cosechas norteamericanas y reducir la participación del mercado para rivales agrícolas en el hemisferio sur, principalmente la Argentina y Australia.

«A estos precios, el maíz y el algodón brasileño ganan más que la soja, lo que también significa que la expansión no ha terminado», dijo Michael Cordonnier, director de Soybean and Corn Advisor en Hinsdale, Illinois, y especialista en granos sudamericanos.

La expansión del algodón de Brasil aún es incipiente en comparación con el peso que ha puesto sobre el sector del maíz en las últimas décadas para alimentar sus enormes industrias de proteína animal.

Las exportaciones de algodón de Brasil aumentarán el doble a un récord de 900.000 toneladas, esta cosecha, haciendo que el país pase de una relativa oscuridad hace menos de cinco años a ser el cuarto mayor exportador mundial del producto.

Los embarques de maíz incluso podrían disminuir ligeramente frente al récord del año pasado de 11,6 millones de toneladas, pero aún así convertirán a Brasil en el tercer mayor exportador del grano después de Estados Unidos y de la Argentina, según proyecciones del Gobierno espera que las producciones de algodón y de maíz suban un 48% y un 24%, respectivamente, según un pronóstico a 10 años divulgado la semana pasada. Ese crecimiento sería suficiente para convertir a Brasil en el tercer exportador de algodón, superado sólo por Estados Unidos y la India, y lo acercaría mucho a superar a la Argentina en maíz.

La expansión de esta oleaginosa y del algodón en Brasil está siendo impulsada en parte por los altos precios debido a la fuerte demanda en Europa y Asia.

Los precios del maíz se cotizan un 13% por debajo del nivel récord y los del algodón, aunque un 35% menores a los máximos de marzo, aún duplican el nivel de hace un año.

«Los precios están alimentando una expansión agrícola y Brasil está en el tope de esa lista», dijo Sudakshina Unnikrishnan, especialista global de granos.

«China está casi al borde de convertirse en un importador neto de maíz; es inevitable en el mediano plazo. Eso favorece a Brasil», añadió.

Aunque el maíz y el algodón puedan tomar una mayor participación del área total de cultivos de granos en Brasil, la soja probablemente no perderá espacio porque el cinturón de granos crecerá debido al alto precio de los tres productos agrícolas.

«La soja es dinero en Brasil», dijo Kory Melby, un analista de granos independiente de Goiás, un estado productor de granos y ubicado en el centro oeste de Brasil.

Agencia Reuters

Dejá tu comentario