¿De qué nos sorprendemos?

Edición Impresa

Wall Street se mantuvo en alza este jueves, tras la divulgación de indicadores favorables de la economía estadounidense. Los operadores se decantaron por las compras desde el inicio de la jornada, continuando el camino alcista que ha llevado a sus principales índices a lograr tres nuevos récords consecutivos al finalizar la rueda.

El Departamento de Comercio de EE.UU. reveló que las solicitudes semanales del subsidio por desempleo bajaron la semana pasada por debajo de lo previsto por los analistas. Ademas el mismo Departamento publicó que el déficit comercial del país bajó un 2,7 %.

Las principales Bolsas europeas finalizaron en alza, Madrid subió un 2,5% Londres el 0,5%, París un 0,3% y Milán el 0,5%. Por su parte Fráncfort, finalizó con una leve baja del 0,02%.

Estados Unidos ha establecido el mas triste de los récords. El domingo pasado la balacera que cayó sobre una explanada para conciertos en Las Vegas se convirtió en el suceso con armas de fuego que más muertes ha provocado.

Luego del increíble suceso las acciones de los fabricantes de armas tuvieron una suba notoria durante esta semana en la Bolsa de Nueva York. El lunes inmediato al atentado llevado a cabo por un solo hombre, pertrechado con varias armas de distinta marca ,calibre y algunas de estas modificadas por el mismo para que su accionar sea mas contundente, las acciones de la firma American Outdoor Brands (AOBC), que incluye a un "histórico" como Smith and Wesson, subieron un 3,70% en el mercado NASDAQ, luego de haber pasado los primeros nueve meses del año con pérdidas de un 25% de su valor.

Con una valoración bursátil de 853 millones de dólares, American Outdoor Brands facturó en el último trimestre unos 129 millones de dólares. Y siguen los nombres.

Esto suele suceder tras cada masacre, la reacción del mercado ante el temor de que se implementen mayores regulaciones a los armamentos que circulan por las calles de EE.UU. un numero altisimo.

Como suele pasar en estos casos, el duelo de las familias no llega a las fábricas. Sustentada por leyes extremadamente laxas, la Constitución así lo confirma, la producción de armas de fuego seguramente continuará y nadie se lamentara hasta que se produzca un nuevo tiroteo.

Dejá tu comentario