Demuelen parte de un icono berlinés

Edición Impresa

Berlín - Los trabajos de demolición de parte de la emblemática East Side Gallery, el largo fragmento del Muro de Berlín pintado por artistas de todo el mundo, comenzaron ayer de forma inesperada y en medio de las protestas de los vecinos.

La famosa sección del Muro que sigue en pie fue seccionada en dos partes y los obreros retiraron la corona que cubre la parte superior para retirar previsiblemente hoy los bloques de hormigón pintado en un fragmento de 20 metros.

Tras la caída del Muro de Berlín en 1989, casi 120 artistas de 21 países plasmaron sus obras en un fragmento del lado oriental, en el que hasta entonces estaba prohibido pintar durante el régimen comunista. Así nació la «East Side Gallery», una de las atracciones turísticas de Berlín considerada «la mayor galería de arte al aire libre del mundo» gracias a las 103 pinturas que decoran sus 1.316 metros de largo.

Un proyecto para renovar la zona a orillas del río Spree prevé construir un edificio de viviendas de lujo cerca del fragmento de Muro, lo que incluye demoler una parte de la East Side Gallery. Artistas e iniciativas ciudadanas rechazan los planes, que en parte se remontan a principios de los 90, y convocaron una protesta y la formación de una cadena humana para impedir las obras.

El pintor Thierry Noir, autor de algunos de los dibujos más emblemáticos del Muro de Berlín y cuya obra se verá afectada por la obra, lamentó lo ocurrido: «Me parece insoportable ver que el Muro se demolerá sencillamente de un modo tan brutal», dijo.

Agencia DPA

Dejá tu comentario