Deuda vía REPO acumula pasivos por u$s8.000 M; furia en PJ por u$s4.200 M que vencen el 30-12

Edición Impresa

• DURO INFORME DEL EQUIPO ECONÓMICO DEL JEFE JUSTICIALISTA EN EL SENADO, MIGUEL PICHETTO
“La corrida bancaria y posterior crisis financiera hace que resulte más costosa la renovación inmediata de estas operaciones”, advirtió el principal bloque opositor en la Cámara alta.

El peronismo senatorial volvió a alertar al Gobierno sobre deuda pública. Tras las advertencias sobre el matrimonio Letes-Bono Dual, los cabalgadores financieros que responden al jefe del justicialismo en la Cámara alta, Miguel Pichetto, ahora direccionaron la lupa hacia las operaciones REPO, donde aparece un panorama de vencimientos por un total de u$s4.200 millones para el 30 de diciembre próximo y un acumulado, incluidos 2019 y 2020, de u$s8.000 millones.

"¿Qué es un REPO? Es una operación que hace el Estado argentino de venta de títulos públicos y su recompra en una fecha posterior. En la práctica, el Gobierno lo que hace es recibir un préstamo de entidades bancarias a muy corto plazo y pagar por esa deuda un interés equivalente a tasa 'libor+2,9% o +2,5%', actuando el título público como una 'garantía' de ese préstamo", detalla el informe del peronismo senatorial, al que tuvo acceso Ámbito Financiero.

Desde el justicialismo explicaron que "si bien en el momento de efectivizarse la operación, la estrategia financiera resultaba razonable en un esquema de baja de riesgo país de la Argentina y 'compresión' de tasa, la corrida bancaria y posterior crisis financiera hace que resulte más costoso la renovación inmediata de estas operaciones". Luego, dispararon: "Llevado esto a valores, dentro de solo cinco meses -el 30 de diciembre de 2018- se vencen dos 'rondas' de colocaciones por u$s4.200 millones",

Para el PJ, a "estos vencimientos de operaciones REPO a diciembre de 2018 se suman los vencimientos de las Letes (Letras del Tesoro) por cerca de u$s10.000 millones" y que, "en el actual contexto financiero, el Tesoro requiere renovar estas operaciones con un alto grado de aceptación". Por último, agregaron que "los vencimientos -REPO- siguen comprimidos durante el 2019: u$s 1.800 millones en marzo, y u$s 1.000 millones en setiembre; y una última operación por u$s1.000 millones con vencimiento abril/2020".

Los asesores económicos dejaron en claro que las operaciones en cuestión se basan "en el artículo 55 de la Ley 11.672 Complementaria Permanente de Presupuesto, que faculta a la Secretaría de Hacienda y a la Secretaría de Finanzas" a realizar operaciones de administración de pasivos, incluyendo la 'compra, venta y/o canje de instrumentos financieros, tales como bonos o acciones, pases de monedas, tasas de interés o títulos; la compra y venta de opciones sobre instrumentos financieros y cualquier otra transacción financiera habitual en los mercados de productos derivados'".

Matrimonio

A inicio de julio pasado, el justicialismo apuntó a la "resolución 149/2018 del hoy fusionado Ministerio de Finanzas, bajo la denominación 'Bonos de la Nación Argentina en Moneda Dual Vencimiento 2019', por el que se adjudicaron u$s2.000 millones de valor nominal". También ubicó la mira en la resolución conjunta 7/2018 del 11 de julio pasado emitida por la Secretaría de Finanzas y la Secretaría de Hacienda de Deuda Pública, bajo la serie de "Bonos de la Nación Argentina en Moneda Dual Vencimiento 2020".

El PJ dijo: "Además de servir para cubrir el bache fiscal, la última colocación del Bono Dual 2020 a 19 meses se utilizó, en gran parte, para cubrir los vencimientos de Letes no renovados. Ya no es sólo el problema de la deuda de Lebac. El stock de deuda de Letes más Bono Dual (vencimientos 2019 y 2020) equivale al 44% del total del incremento de la Deuda Pública Bruta de 2017". Es decir, u$s19.790 millones.

Goteo de reservas

La semana pasada, los asesores de Pichetto largaron rabia tras verificar que "la pérdida de reservas desde el 23 de junio al 23 de julio fue de u$s3.840 millones, con un promedio mensual de u$s960 millones y diario de u$s192 millones", y gatillaron: "Desde el inicio de la corrida bancaria, la suba del dólar implicó una clara correlación de pérdida de reservas del Banco Central, con un agravante: se utilizaron para sostener el precio de un dólar que luego se terminó devaluando más de un 35%".

Dejá tu comentario