Diputados: avanzan blanqueo para obras privadas y tributos por 50 años destinados a la “cultura”

Edición Impresa

El primer proyecto tiene consenso, será por un año y establece las siguientes alícuotas: desde la fecha de entrada en vigencia y hasta transcurridos 90 días, 5%; de allí a otros 90 días, 10%; y desde ese plazo y hasta 180 días posteriores, 20%. El oficialismo activó sesión especial para mañana y busca votarlo con otros temas para bloquear la Boleta Única de Papel.

La comisión de Legislación General, que comanda la diputada kirchnerista Cecilia Moreau, avanzó ayer con el dictamen para prorrogar por un año un blanqueo ya sancionado por el Congreso y que deberá ser destinado, en su totalidad, a la construcción -privada- de viviendas. Anoche, antes del cierre de esta edición, el Frente de Todossolicitó una sesión especial para las 11 de mañana con el fin de aprobarlo y, de paso, bloquear la citación de la oposición por la Boleta Única de Papel, que está convocada para las 12 por lo que, si la primera no tiene quorum, seguirá en pie la segunda.

El texto original de la prórroga, que fue presentado por el titular de la Cámara baja, Sergio Massa, y el jefe del PRO en la Cámara baja, Cristian Ritondo, establece las siguientes alícuotas, retocadas ayer a último minuto: ingresados desde la fecha de entrada en vigencia de la ley y hasta transcurridos 90 días, 5%; de allí a otros 90 días, 10%; y a partir de ese plazo y hasta 180 días posteriores, 20%.

De cara a la sesión, los legisladores solicitarán mayor celeridad a la AFIP para reglamentar la futura normativa. Para la anterior tardaron casi 50 días y consumieron casi todo el plazo para el pago de la alícuota del 5%. A pesar de ello, se registraron cerca de 900 contribuyentes. De allí la idea de prorrogar el régimen en cuestión.

El proyecto sancionado en 2021 plantea que también quedarán “comprendidas dentro de la definición de obras privadas nuevas aquellas que a la fecha de entrada en vigencia de esta ley posean un grado de avance inferior al cincuenta por ciento (50%) de la finalización de la obra”.

A la hora de los beneficios, la ley actual exime del impuesto sobre los Bienes Personales “al valor de las inversiones en proyectos de inversión realizadas hasta el 31 de diciembre de 2022, inclusive, en la República Argentina desarrolladas, directamente o a través de terceros, desde el período fiscal en que se efectivice la inversión y hasta aquel en que se produzca la finalización del proyecto inmobiliario, su adjudicación o la enajenación del derecho y/o la participación originados con motivo de aquella, lo que ocurra en primer lugar, hasta un plazo máximo de dos períodos fiscales”. También hay guiños a la hora de transferencia de inmuebles.

Lo que sí quedó fuera del articulado del proyecto Massa- Ritondo es la posibilidad para que “las y los titulares de programas sociales y de empleo nacionales vigentes -o que se constituyan en un futuro- que sean contratadas o contratados en el marco del Régimen de Incentivo a la Construcción Federal Argentina y Acceso a la Vivienda, Ley 27613, y que cumplan con la capacitación y los cursos de formación que se establezcan”, siguieran “percibiendo los beneficios y prestaciones que otorgan dichos programas por el plazo previsto”.

Medio siglo

Una pequeña discusión se dio ayer, en la comisión de Presupuesto de la Cámara baja, por el dictamen empujado por el oficialismo, aliados usuales y la izquierda para imponer una prórroga por 50 años, es decir, hasta finales de 2072, de las asignaciones específicas -salen de impuestos varios- para garantizar la provisión de fondos para las industrias culturales, que vencen en diciembre próximo. El tema no está en la sesión especial de mañana.

Alquileres

Durante el inicio de la comisión de Legislación General, una ofuscada Moreau trató de salir rápido de la discusión sobre supuestos bloqueos para modificar la polémica ley de alquileres -sancionada años atrás por gran parte de los actuales oficialistas, hoy opositores macristas y sectores del “centro”- y anticipó que el miércoles próximo habrá una reunión para firmar despachos y dejar la cuestión lista para el recinto, aunque sigue la desconfianza.

Otros despachos

Ayer avanzó, con alto consenso -no total-, la iniciativa de abordaje integral sobre HIV, hepatitis virales, tuberculosis y otras infecciones, en cuanto a la contención e información para evitar discriminación. Juntos por el Cambio realizó observaciones -acompañamiento en disidencia- por diferencias sobre el régimen especial de jubilación. El despacho tuvo retoques relacionados con la prohibición -o no, según cada caso- de análisis previos para ingresar a un trabajo y sus eventuales consecuencias.

También se firmó el dictamen para sancionar el “marco regulatorio para la industria del cannabis medicinal y del cáñamo” aprobado por el Senado. Es uno de los “caballitos” de batalla del ministro de Desarrollo Productivo, el kirchnerista Matías Kulfas, en medio de reclamos por doquier debido a la falta de políticas creíbles para la industria nacional. Estos dos temas fueron incluidos para la sesión de mañana.

Dejá tu comentario