26 de febrero 2019 - 00:01

Dólar volvió a bajar (cerró a $40) con nueva suba de tasa

Continúa el programa de "tolerancia cero" que arrancó el BCRA la semana pasada. El rendimiento de las Leliq avanzó a 49,829%.

BCRA.jpg

Limitado por una serie de medidas dispuestas por el Banco Central la semana pasada y tras una nueva suba de tasas, el dólar sumó ayer su tercera baja consecutiva al ceder 21 centavos, a $40. Fue en sintonía con el mayorista, que descendió 17 centavos, a $39,05, pero se mantuvo dentro de la banda cambiaria, ubicada entre $38,54 y $49,87.

La baja se produjo como efecto de que la autoridad monetaria implementó el miércoles pasado una política de “tolerancia cero” para contener movimientos bruscos de la divisa, que incluyó, entre otras medidas, una suba de las tasas de interés. En esta línea, el BCRA subastó Leliq a nueve días por $160.000 millones a una tasa promedio en alza del 49,829% a nueve días de plazo (el viernes había cerrado a 49,521%). El rendimiento máximo fue del 50,4962% y el mínimo, del 46,999%. Fuentes del mercado coincidieron en que los actuales niveles de rendimientos serían acordes con muy corto plazo para aplacar la presión sobre el peso mayorista, en medio de una notoria prudencia de los inversores.

“Los precios se alejan de los máximos anuales y se mantienen en un rango más cercano al límite inferior de la zona de no intervención oficial, un nivel que puede alterarse algo en los próximos días debido a la inminencia del fin de mes y el cierre de posiciones que deben liquidarse el jueves de esta semana”, destacó el analista Gustavo Quintana.

En la plaza informal, el “blue” cerró estable, a $38,75, mientras que el “contado con liqui” cedió 15 centavos, a $39,19. En el mercado de dinero entre bancos el call money se operó a promedio del 44%. En swaps cambiarios se pactaron u$s103 millones para tomar y/o colocar fondos en pesos, mediante el uso de compra-venta de dólares para hoy y mañana. En el segmento a futuro del Rofex, donde se negociaron u$s868 millones, más del 50% se pactó entre febrero y marzo con precios finales de $39,1850 y $40,45 y tasas del 42,37% y 38,52% TNA. A su vez, las reservas del Banco Central subieron u$s39 millones, hasta los u$s67.042 millones.

Por otra parte, el S&P Merval cayó ayer un 0,9% a 36.332 puntos debido a una baja generalizada por las acciones líderes, sobre todo de los bancos y del sector petrolero. Fue a contramano de los mercados en la región. Las principales bajas fueron anotadas por el Banco Supervielle (-2,6%), Banco Macro e YPF (-2,4%) y Petrobras (-2,1%). En tanto, las alzas más importantes fueron registradas por Transportadora de Gas del Sur (+2,5%), BYMA (+1,4%) y Aluar (+1,1%).

El analista Mauro Morelli, de Rava Bursátil, indicó que todo se enmarcó en un día “en el que el Banco Central volvió a subir la tasa de interés, que contuvo y golpeó al dólar, para dejarlo nuevamente sobre la banda inferior”. Agregó que “nuevamente la Argentina se encuentra en la disyuntiva, aunque se manifiesta con claridad que las autoridades monetarias apuestan fuertemente por alcanzar la estabilidad del equilibrio cambiario”.

El descenso de las petroleras estuvo relacionado con la fuerte baja del crudo (el WTI cayó un 3,1%, a u$s55,48 en Texas) luego que el presidente de EE.UU. Donald Trump se quejó por los altos precios y pidió a la OPEP que calme su política de reducción de la oferta. En simultáneo, la expectativa por avances en las negociaciones comerciales entre EE.UU. y China continúa sustentando a Wall Street, por lo cual de la mano de un mayor apetito por riesgo el S&P 500 testea los 2.800 puntos más allá de que aún siguen abiertos múltiples desafíos globales.

“Aun cuando el viento del norte sigue soplando, sobre la base de las positivas expectativas sobre la ‘guerra comercial’ entre EE.UU. y China, los activos domésticos vienen mostrando un comportamiento más cauteloso ya que los inversores ponderan cada vez más ingredientes locales como los datos ‘macro’, la pulseada dólar versus tasa y la incertidumbre electoral”, señaló el economista Gustavo Ber.

En el segmento de la renta fija, los principales bonos en dólares (que operan en pesos) terminaron en terreno negativo. El Bonar 2024 bajó un 1,3%; el Bonar 2020, un 0,5%; y el Discount bajo ley argentina, un 0,8%. El riesgo-país, por otra parte, perforó los 700 puntos básicos, al disminuir nueve unidades (-1,14%), a 691.

Dejá tu comentario

Te puede interesar