El Gobierno reabre la oferta por default para los bonistas

Edición Impresa

El ministro de Economía, Amado Boudou, anunció ayer el primer paso para la reapertura del canje de deuda en default. El próximo lunes enviará al Congreso un proyecto que suspende temporalmente la llamada «ley cerrojo», que hasta ahora obstaculizaba la posibilidad de reabrir esa operación para los bonistas que no ingresaron al canje de 2005.

En una conferencia de prensa en el Palacio de Hacienda, Boudou explicó que se inician a partir de la semana próxima, dos procesos paralelos. Por un lado, «la Presidente tomó la decisión de enviar al Congreso un proyecto de ley que significa la suspensión temporal del cerrojo. No es que vamos a terminar con el cerrojo (la ley que se firmó terminado el canje de 2005 para incentivar la adhesión como advertencia de que no habría otra oportunidad), sino a suspender su aplicación para que la ventana que se abrió en los mercados internacionales pueda aprovecharla la Argentina». Según trascendió ayer, la suspensión será hasta fines del año próximo o hasta que la operación esté concluida.

El segundo proceso que se iniciará mañana, agregó Boudou, es el comienzo de los trámites ante la SEC (la Comisión de Valores de Estados Unidos) y otros organismos regulatorios similares de países como Italia y Alemania. Esta tarea demandará unos 30 días para estar aprobada, agregó.

El ministro especificó, además, que esto se trata de un primer paso pero que «la principal meta es el retorno a los mercados financieros».

Boudou estuvo acompañado por el secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, y por el de Política Económica, Eduardo Feletti. También estaban presentes algunos banqueros que intervinieron en la propuesta de canje.

Justamente, Boudou dijo que la operación tiene parte de una propuesta de canje formulada por los bancos Barclays, Citibank y Deustche, y tiene la ventaja para el país de que no pagará comisiones por los montos canjeados como en el caso anterior.

Además, significará un aporte en efectivo para el Tesoro de alrededor del 10% del monto involucrado. Según Boudou sería una buena marca atraer la adhesión del 60% de los u$s 20.000 millones que quedaron fuera del canje en 2005. El ministro manifestó, además, su confianza en que el interés que pagará la deuda nueva emitida sea «de un dígito».

En lo que respecta al proyecto de ley, Boudou dijo que «tiene algunos parámetros. Uno de los más importantes contempla que el canje tiene que ser más beneficioso para la República Argentina que lo que fue el de 2005. Por eso, hay un piso de quita del 65%».

La norma también contempla que «bajo ningún aspecto los tenedores que han hecho juicio puedan tener alguna ventaja respecto a los que no llevaron adelante ninguna acción judicial» contra el país. Más allá de este punto, el ministro enfatizó que en la operación no habrá trato diferencial, «podrán participar todos los bonistas» con títulos en default en su poder y recordó que solo el 20% inició un proceso judicial.

«Teníamos la percepción de que los tenedores tenían el convencimiento de que habían tomado una decisión equivocada» al quedar fuera del canje en 2005, dijo Boudou.

Aunque los funcionarios aclararon que por cuestiones legales no se pueden dar detalles de los bonos que se entregarán en cambio de los defaulteados, ayer trascendió que habrá dos tramos para que los tenedores hagan un «self selection» (elijan la opción que mejor les encuadre).

Aunque en el Ministerio hablaban de un tramo mayorista y otro minorista, en rigor se tratará de una primera opción que tendrá menos quita, pero en la que se deberá aportar dinero fresco. Y una segunda con mayor quita pero sin aporte en efectivo.

Comentaban también que la semana próxima se avanzará en el «road show» para captar adhesiones. La idea es comenzar por Nueva York.

Boudou explicó que aunque se quiere volver al mercado «estamos en condiciones de avanzar sin deuda nueva». En 2010 «habrá una situación más desahogada» que la de este año con vencimientos de deuda por u$s 13.000 millones, para los cuales, según reiteró, ya tiene los recursos.

Dejá tu comentario