El Mundial de Sudáfrica dominará el nuevo año

Edición Impresa

El fútbol vivirá en 2010 una nueva edi-ción de su fiesta más importante: el campeonato mundial, un evento que seguirán por televisión más de mil millones de espectadores en todo el planeta y que en este caso tiene varias particularidades que lo hacen más atractivo que los anteriores, porque por primera vez se va a jugar en territorio africano y estarán presentes todas las selecciones que alguna vez fueron campeonas.

La clasificación dramática de Uruguay y la injusta de Francia (con la mano de Thierry Henry, que puso en el tapete la discusión sobre la autoridad total que tiene el árbitro en un partido, sin que se puedan utilizar las cámaras de televisión) completaron un cuadro muy interesante de selecciones, donde están 9 de las 10 primeras del ranking de FIFA y 17 de entre las 20 primeras, algo inédito en la historia.

Como nunca, Sudamérica tiene a Brasil, Argentina, Paraguay, Chile y Uruguay.

Europa a España, Italia, Alemania, Inglaterra, Francia, Portugal, Holanda, Dinamarca, Serbia, Suiza, Eslovenia, Grecia y Eslovaquia (el único debutante en mundiales).

América del Norte a México, Estados Unidos y América Central a Honduras.África a Camerún, Nigeria, Ghana, el local Sudáfrica, Argelia y Costa de Marfil.

Asia a las dos Coreas y Japón, y Oceanía, por primera vez en la historia, cuenta con dos selecciones: Australia (que clasificó por la zona de Asia) y Nueva Zelanda (que le ganó el repechaje de Oceanía y Asia a Bahrein).

Las sedes

Para Sudáfrica es un reto muy importante, ya que había perdido el 2006 ante Alemania, a pesar de las promesas de Joseph Blatter, y por eso utilizaron todas sus armas, incluido el prestigio mundial de Nelson Mandela (al que nombraron presidente honorario de la organización) para lograr la sede. Después, el desafío fue crear una infraestructura que no existía y hubo muchos problemas económicos, que hasta hicieron pensar que África se iba a quedar sin Mundial. En el último año las cosas se encaminaron y presentarán un torneo con todas las luces.

Se utilizarán diez estadios y nueve sedes. Se construyeron cuatro estadios de nueva planta: en Ciudad del Cabo (estadio Greenpoint), Puerto Elizabeth (Bahía de Nelson Mandela), Durban (Kings Park) y Nelspruit (Mbombela). Los seis recintos restantes, que se sometieron a las pertinentes remodelaciones, fueron: en Rustenburg (Royal Bafokeng), Bloemfontein (el estadio del Estado Libre), Pretoria (Loftus Versfeld), Polokwane (Peter Mokaba) y Johannesburgo (Soccer City y Ellis Park).

Los candidatos

Otra vez el duelo parece centrarse entre Europa y Sudamérica y los candidatos principales son España, campeón brillante de la Copa de la UEFA y que logró la clasificación ganando todos los partidos, y Brasil, el candidato tradicional en todos los mundiales.

España, con Vicente del Bosque como entrenador, ha encontrado una generación de jugadores.

Brasil, con Dunga, logró un cambio generacional importante que se fue gestando después del fracaso en Alemania 2006. Después hay un grupo de equipos tradicionales: Italia (último campeón), Inglaterra, Francia, Holanda, Argentina y Paraguay (que va a jugar su cuarto Mundial consecutivo).

El Maradona team

La Selección argentina tuvo muchas dificultades para clasificar, pero tiene individualidades como para realizar un gran Mundial y hasta prenderse en la lucha por el título. Diego Maradona (que tomó el equipo hace un año, después de que lo dejara Alfio Basile), siempre se quejó del poco tiempo que tuvo para trabajar en la formación del equipo. Antes del Mundial tendrá un mes para trabajar, pero no debe equivocarse en la lista de 23 jugadores designados.

La idea de Diego es armar el equipo a partir de Lionel Messi, como Carlos Bilardo lo armó en 1986 basado en él, pero hasta ahora no ha encontrado ni los compañeros propicios para Lio ni la táctica para que el delantero del Barcelona rinda igual que en su equipo.

Sin Juan Román Riquelme, que se autoexcluyó, la táctica que más utilizó el diez fue un 4-4-2, pero para que este esquema sea ofensivo los volantes exteriores tienen que llegar al área contraria como verdaderos punteros. El trabajo que tiene es arduo, pero cuenta con tiempo para armar un equipo poderoso. Para eso, tiene que dejar de ver fantasmas en todos lados y abocarse a su trabajo con mucho corazón, pero principalmente con mucha inteligencia.

Las sorpresas

El Chile de Marcelo Bielsa sorprendió en las eliminatorias sudamericanas y puede dar un golpe en el Mundial con su fútbol vertical y ofensivo, pero también pueden sorprender los africanos, ya que llegaron las selecciones más poderosas. Allí están Nigeria y Camerún, que se quedaron fuera de Alemania, y también el Costa de Marfil de Didier Drogba y el Ghana que arrasa en juveniles, con los chicos crecidos.

El fútbol tiene la particularidad de que cuando empieza a rodar la pelota todo se iguala y se queman muchos tratados de fútbol. Es, como decía el gran Dante Panzeri, la «dinámica de lo impensado» y por eso es el deporte-espectáculo más atractivo del mundo, y el Mundial es la frutilla de ese estupendo postre.

Dejá tu comentario