Empeora la situación del candidato de Trump a la Corte: lo acusan de violación grupal

Edición Impresa

Una tercera mujer denunció que el juez conservador presenció su abuso y que participó de otros. Junto a sus amigos, drogaban a chicas para ultrajarlas, señaló la supuesta víctima.

Washington - El caso del candidato del presidente estadounidense, Donald Trump, a la Corte Suprema de Estados Unidos dio otro vuelco ayer después que una nueva denunciante afirmara que vio al juez Brett Kavanaugh participar de violaciones grupales en la década de 1980.

Julie Swetnick presentó una declaración jurada en la que acusó a Kavanaugh de ser testigo de su propia violación y haber participado en violaciones grupales de otras chicas en su juventud, reveló ayer el abogado Michael Avenatti.

"Aproximadamente en 1982, fui víctima de una de estas violaciones en grupo, o 'trenes', en la que Mark Judge (amigo del juez) y Brett Kavanaugh estaban presentes", contó la víctima, quien no obstante evitó pronunciarse sobre si alguno de los dos participó directamente en la agresión.

En el texto, no obstante, Swetnick recordó "cómo Mark Judge y Brett Kavanaugh bebían excesivamente y se comportaban de manera extremadamente inapropiada, siendo demasiado agresivos con las chicas o no aceptando un 'no' por respuesta", informó.

"Fui testigo de los esfuerzos de Mark Judge, Brett Kavanaugh y otros por embriagar a las chicas y hacer que quedaran desorientadas para que pudieran ser 'violadas en pandilla' en una habitación paralela o en un dormitorio por parte de un tren de numerosos chicos", escribió en su declaración, según reportó el diario español El País. "Tengo un claro recuerdo de ver a chicos haciendo fila afuera de habitaciones en muchas de estas fiestas esperando su turno con una chica dentro de la habitación. Estos chicos incluyen a Mark Judge y Brett Kavanaugh", subrayó.

Los hechos habrían tenido lugar entre 1981 y 1983, cuando el ahora candidato al Tribunal Supremo era un adolescente. Con esta acusación, Swetnick se convierte en la tercera mujer que pone en tela de juicio el comportamiento del juez.

La primera mujer que alertó sobre Kavanaugh fue Christine Blasey Ford, quien lo acusó de abuso sexual y testificará hoy ante el Senado de Estados Unidos, un paso clave que determinará el curso de la confirmación del candidato de Trump para el máximo tribunal.

El domingo pasado se sumó a las denuncias Debora Ramírez, quien alertó sobre el comportamiento del juez cuando este cursaba su primer año de carrera en la Universidad de Yale.

Trump ha defendido a su candidato. Para él, colocar a un magistrado conservador en un cargo vitalicio en la alta corte sellaría su objetivo de dejar en minoría a los jueces progresistas o moderados durante muchos años. Esa jurisdicción dirime cuestiones fundamentales de la sociedad estadounidense, como el derecho al aborto, a portar armas de fuego y los derechos de las minorías.

No obstante ayer dijo que está abierto a retirar la nominación si encuentra que la evidencia de agresión sexual en su contra es convincente. "Siempre puedo ser convencido. Si pienso que es culpable de algo así, sí, claro. Quiero ver. Quiero observar", respondió a periodistas en Nueva York.

Kavanaugh rechazó la nueva acusación y dijo ser víctima de "calumnias de último minuto". En su declaración de hoy afirmará ante la Comisión judicial del Senado que "no fui perfecto en la secundaria, dije e hice cosas de las que me avergüenzo. Quizás bebí demasiado varias veces. Pero de lo que me acusan es mucho más grave que de mala conducta juvenil".

Pese a la creciente controversia sobre su nominación, la comisión programó la votación para mañana. Si el voto prospera, el Senado tiene que declararlo en una sesión plenaria.

Los republicanos dijeron que están decididos a impulsar la nominación cuanto antes, puesto que tienen una mayoría de 51-49 que podrían perder después de las elecciones de noviembre, desestimando las peticiones de los demócratas de congelar el proceso hasta que el FBI investigue todas las acusaciones.

Agencia AFP y Ámbito Financiero

Dejá tu comentario