En el reino de la desconfianza

Edición Impresa

 El día después de la fallida reunión de Comité Ejecutivo, donde según el comunicado oficial de AFA "se llegó a un acuerdo en hacer la Superliga", en la realidad lo que faltó fueron acuerdos y sobraron desconfianza, gritos y hasta amenazas.

Por ahora todo se juega en reuniones privadas, pero las diferencias parecen crecer de acuerdo pasan las horas; la palabra de moda es "desconfianza". Los Tapia-Moyanistas no quieren hacer una asamblea ya, porque temen que si se firma la Superliga, al otro día llegue la intervención de AFA y las elecciones no se realicen, mientras que los partidarios de Angelici piensan que si hacen elecciones y le dan todo el poder a Moyano o Tapia, nunca habrá Superliga y sí un torneo renovado, pero dentro de la estructura de la AFA.

La desafortunada frase de Angelici: "Nunca vi a un árbol mear a un perro" y las amenazas de intervención separan cada vez más los grupos y vuelven imposible una resolución por consenso.

Es más, a esta hora se comenta que Fernando Marín, el director de Fútbol para Todos, habría viajado de incógnito para reunirse con el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, y explicarle que quieren hacer una intervención de AFA corta, para cambiar los estatutos y modernizarla, que a lo sumo serían 60 días, antes de normalizarla, pero aunque lo convenzan, también tendrán que convencer a toda una comisión técnica y legal que cogobierna de hecho con el suizo. El único antecedente argentino al respecto fue en la dictura militar, cuando nombraron interventor a Alfredo Cantilo y el presidente de FIFA, Joao Havelange, les dijo que si no normalizaban la Asociación, le quitaban el Mundial, por eso hicieron una asamblea de apuro y lo nombraron presidente.

Volviendo a Marín, dicen que en Europa se reunirá con Rodolfo D'Onofrio y Juan Sebastián Verón, que viajaron por distintos motivos, uno a Europa y el otro a Malasia y que tratarán de "seducir" a Infantino y compañía.

Lo cierto es que recién el martes se van a reunir en el Comité Ejecutivo y por ahora la cosa no avanza, ya que ninguno da el brazo a torcer.

Es más, el vicepresidente de Atlanta, Alejandro Korz, denunció a Daniel Angelici por tratar de extorsionar a los dirigentes que no estaban de acuerdo: "Estábamos exponiendo por qué entendíamos que no debía votarse el tema antes de los comicios y él empezó a hacer referencia a los posibles castigos que pueden padecer directivos si sus clubes incumplen con la ley penal tributaria".

Nicolás Russo declaró: "El fútbol está politizado y necesita una figura de peso", y por eso se autoexcluyó de la candidatura a presidente de AFA para que sea Hugo Moyano. Lo cierto es que el 31 de mayo es el último día para presentar las candidaturas y ninguno lo hizo, porque todos especulan y desconfían de los demás.

Dejá tu comentario