Fatal bombardeo israelí en la Franja de Gaza

Edición Impresa

Jerusalén - El ejército de Israel asesinó ayer a un joven palestino en Cisjordania y un árabe israelí apuñaló a cuatro judíos, después de un bombardeo israelí que mató a una mujer embarazada y a su hija en la Franja de Gaza, en una interminable espiral de violencia.

El adolescente, de 13 años e identificado como Ahmad Sharake, murió durante enfrentamientos en un puesto de control del norte de Cisjordania, cerca de Ramala.

Pocas horas después, un árabe israelí de 20 años apuñaló a cuatro judíos tras lanzar sobre ellos su vehículo en el kibutz de Gan Shmuel (norte), informó la Policía. Los médicos informaron que una joven de 19 años se encuentra en estado grave.

Se trata del 15º atentado con arma blanca contra judíos en los últimos diez días y el primero cometido por un árabe israelí.

En la mañana de ayer, la aviación israelí bombardeó la Franja de Gaza, en represalia por el lanzamiento de dos cohetes desde el enclave palestino gobernado por el movimiento islamista Hamás.

Esa incursión destruyó una casa en la zona de Zeitun, matando a una mujer embarazada, Nur Hasán, de 30 años, y a su hija Rahaf, de 3.

Por su parte, el Ministerio de Salud palestino elevó ayer a 24 los muertos palestinos en la actual escalada de violencia con Israel desde el 1 de octubre, y a 1.300 los heridos.

Agencias AFP y EFE

Dejá tu comentario