31 de diciembre 2008 - 00:00

Golf

Golf
El electo Barack Obama se tomó en serio el período de reflexión en Hawaii antes de asumir. Entre la playa y su deporte favorito, que ayer practicó en el exclusivo club Kallua, Obama evitó hablar de Gaza, su reemplazante en el Senado y una canción racista que difundió un asesor republicano y causó revuelo.

Dejá tu comentario