Gremios mayoritarios abren recambio en CGT; Moyano, en otra central

Edición Impresa

Un almuerzo escenificó la voluntad mayoritaria de un recambio de jefatura a espaldas del camionero, que apelará a una construcción alternativa.

La CGT confirmó ayer la voluntad mayoritaria de recomponerse bajo una nueva conducción, sin la participación de Hugo Moyano, que se cristalizará a fin de mes en la fijación de un cronograma de escalas hasta el llamado a un Congreso sindical de elección de autoridades. Lo acordaron, tal como había adelantado este diario, los referentes de los principales sectores que componen la vida interna de la central. El camionero, en paralelo, motorizó una reunión con los dirigentes que lo acompañaron en la protesta del 21 de febrero para impulsar la construcción de una central alterna por ahora denominada Corriente Sindical Federal y Popular.

Un almuerzo en el gremio del personal del gas reunió ayer a los "gordos" de los grandes gremios de servicios, a los "independientes" de buen diálogo con el Gobierno, a los máximos referentes del transporte público y hasta aliados de Moyano con espacios que no integran formalmente la actual jefatura de la CGT pero que se comprometieron a sumarse en la inminente nueva encarnación: las ultraoficialistas 62 Organizaciones y el Movimiento de Acción Sindical (MASA). Además del camionero y del gastronómico Luis Barrionuevo (marginado por los organizadores) estuvieron ausentes los mayores sindicatos industriales, la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y los mecánicos del SMATA, que sin embargo serán convocados para integrarse.

El encuentro sirvió como mensaje dentro del sindicalismo peronista: los comensales garantizan una mayoría en los dos máximos órganos deliberativos de la CGT, el Consejo Directivo y el Comité Central Confederal, así como el grueso de votos para un eventual Congreso normalizador. Moyano, que conoce los mecanismos, prefirió autoexcluirse y envió ayer mismo a su hijo mayor y lugarteniente en Camioneros, Pablo, a renunciar a su cargo como secretario gremial de la CGT.

El divorcio es conveniente para ambas partes. La mayoría de los sindicatos quedarán así con las manos libres para reconstruir una central de carácter dialoguista y reencaminar el vínculo hoy roto con la administración de Mauricio Macri sin el martilleo permanente que representa Pablo Moyano como factor de discordia. El camionero, por su parte, podrá tejer alianzas gremiales y políticas a sus anchas sin someterlas a plebiscito en la CGT y tallar, como pretende, en la definición de candidaturas del peronismo para el año que viene.

El almuerzo de ayer, más allá de la convocatoria en sí misma, tuvo escasas resoluciones: habrá un nuevo encuentro el 27 de marzo o el 4 de abril con los mismos sectores pero ampliada a otros, en particular la UOM, el Smata y más gremios asociados a Moyano que ayer no participaron pero que se presume podrían abandonar el rumbo hoy confrontativo del camionero. A continuación se promoverá una reunión del Consejo Directivo que deberá formalizar los pasos siguientes hasta el congreso de renovación de autoridades, por ahora pautado para antes de mitad de año.

Hasta el cambio de conducción seguirá la actual, en cabeza de un triunvirato que integran Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña. Lo llamativo es que no hay diálogo entre ellos: Daer se perfila como el principal candidato a liderar a solas la futura CGT mientras que Acuña quedó sometido al mismo aislamiento de Barrionuevo, y Schmid como reveló ayer este diario- buscó su cobijo ante el abandono que sufrió de Moyano, su hasta ahora protector.

La reunión contó con los "gordos" Daer y Carlos West Ocampo (ambos de Sanidad) y un representante de Comercio; los "independientes" Andrés Rodríguez (estatales de UPCN), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias) y Rubén Pronotti por Gerardo Martínez, de Uocra (albañiles); el anfitrión, Oscar Mangone, y los referentes del sector energético Antonio Cassia, Guillermo Pereyra (los dos petroleros) y Juan Manuel "Cacho" García (estacioneros del interior), todos a su vez integrantes de las 62 Organizaciones; y los integrantes del MASA Omar Viviani (taxistas), Sergio Sasia (Unión Ferroviaria) y Guillermo Moser (Luz y Fuerza). También participaron los líderes del transporte Omar Maturano (maquinistas de trenes, La Fraternidad) y Mario Caligari (colectiveros, UTA), el portero Víctor Santa María y el cercecero Carlos Frigerio, único referente visible del espacio de Moyano.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario