Gualeguaychú no levantará el corte y endurecerá lucha

Edición Impresa

Entre Ríos - Nadie se sorprendió ayer en Gualeguaychú cuando cerca de 800 vecinos levantaron casi en forma unánime sus manos para votar, en una asamblea ampliada, por la continuidad de las medidas de lucha contra Botnia, que incluyen el corte en el Puente General San Martín, en rechazo al funcionamiento de la pastera en las costas del río Uruguay.

La de ayer fue no fue sólo la ratificación colectiva de la medida de fuerza que vienen sosteniendo desde hace casi cuatro años y que ha generado graves perjuicios para el turismo oriental, sino que se tradujo en el primer pronunciamiento orgánico tras el fallo de La Haya que dictaminó que el Gobierno uruguayo violó el Tratado del Río Uruguay al aprobar de manera unilateral la construcción de la fábrica, pero destacó que la planta puede seguir operando.

Durante más de cinco horas, los habitantes de Gualeguaychú debatieron un sinfín de propuestas tendientes a profundizar el plan de acción contra Botnia. De allí, por ejemplo, surgió la decisión de demandar colectivamente al Gobierno nacional, a la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU) y a la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación por mal desempeño de sus deberes funcionario público. Esto en relación con las pruebas -que esta ciudad considera insuficientes- presentadas ante La Haya para probar la contaminación que provocaría la pastera sobre el medio ambiente.

Los ambientalistas también debatieron pedir al Gobierno de Sergio Urribarri que sostenga económicamente el paraje de Arroyo Verde (propuesta que finalmente quedó descartada), solicitar a la Nación que aumente a $ 100 el costo de los peajes en los cruces alternativos a Uruguay, al tiempo que lanzaron un plan de acciones sorpresa contra la pastera y contra el Gobierno uruguayo.

Tras el fallo de La Haya y la reunión entre los presidentes Cristina de Kirchner y José Mujica, los vecinos de Gualeguaychú y otras localidades aledañas aprobaron, además, la realización de una caravana por la Ruta 14 -columna vertebral del Mercosur- para complicar el paso de los transportes de carga que, eventualmente, llevan insumos a la pastera.

Por último, se decidió solicitar a la Municipalidad de Gualeguaychú que financie el costo de un sistema de ómnibus para trasladar diariamente a los ambientalistas desde la ciudad hasta el corte sobre la Ruta 136.

El debate de los asambleístas se desarrolló en el microestadio de básquetbol del Club Juventud Unida: «Hoy debemos reafirmar todas las acciones e incrementarlas con hechos nuevos», afirmó el ambientalista Juan Carlos Barrios, al proponer su moción ante la asamblea.

«No debemos levantar el corte. La Haya no le ha dicho no al corte. Y debemos recurrir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos porque están vulnerando nuestros derechos», sentenció la asambleísta Liliana Mujica en el encuentro, al que también asistieron algunos activistas uruguayos.

Dejá tu comentario