Hubo un vuelco hacia los bonos en pesos

Edición Impresa

Siguen los indicadores económicos desalentadores. A Estados Unidos amenazan con bajarle la calificación de la deuda, las cifras de empleo no mejoran y Grecia preocupa más. Con todos estos datos, se vivió otra rueda negativa.

Los negocios en bonos de la deuda siguieron en volúmenes moderados. En el Mercado Abierto Electrónico se operaron tan sólo $ 1.236 millones, de los cuales $ 430 millones fueron para las Lebac y Nobac que emite el Banco Central.

La calma del dólar en el mercado marginal hizo que los inversores volvieron a apostar algunas fichas a los títulos que indexan por el CER. El Discount en pesos, el principal bono del canje de la deuda, se llevó la mejor parte con una suba del 2,15%.

En los cupones PBI también se vio el cambio de ánimo de los inversores que eligieron a los nominados en pesos, que subieron un 0,28%, mientras los emitidos en dólares con legislación Nueva York perdieron un 0,62%.

Los bonos posdefault que indexan por el CER tuvieron subas casi generalizadas, pero más moderadas que los de largo plazo. Sólo bajó el Bogar, que perdió un 1,59%, pero este bono había subido notablemente el día anterior. El resto tuvo alzas moderadas. Lo más destacado fue lo del Bocon Pr 13, que avanzó un 0,93%, y el Bocon Pr 12, con un 1,57%.

Los bonos en dólares tuvieron tomas de ganancias y se vieron afectados por las preferencias de los títulos en pesos. El más corto de los títulos, el Boden 2012 perdió un 1,12%, mientras el Boden 2013 cayó casi un 2%. Los bonos medianos también cedieron. El Bonar X perdió un 1,41%; y el Boden 2015, un 0,88%.

En el Forex-MAE, el dólar abrió a $ 4,09 y se mantuvo así toda la rueda, casi sin sobresaltos. Sobre el final, el Banco Central decidió terminar de recuperar lo que había perdido el martes y se alzó con u$s 60 millones que elevaron el precio de cierre a $ 4,091. Las reservas de la entidad subieron u$s 17 millones, a u$s 52.019 millones.

En la plaza marginal, que ahora es seguida más atentamente por los inversores, el blue cedió 50 centavos, a $ 4,30. El contado con liqui, que se utiliza para fugar divisas triangulando con bonos, subió un centavo, a $ 4,41.

En las casas de cambio, el dólar se mantuvo en $ 4,12 para la venta, mientras el euro subió dos centavos y volvió a los $ 6. Esta paridad tal vez alienta más compras del público.

Dejá tu comentario