Insisten provincias en su queja por recorte de fondos

Edición Impresa

Tras el encuentro que mantuvieron ayer con Cristina de Kirchner en Olivos, los gobernadores de Corrientes, Ricardo Colombi, y de Santa Fe, Hermes Binner, ratificaron ayer el planteo de necesidad de que se firme con urgencia el Plan de Asistencia Financiera (PAF), que permite refinanciar la deuda por cerca de $ 100 mil millones que las provincias mantienen con la Nación.

La demora en esa rúbrica constituye hoy una de las principales preocupaciones de los gobernadores de todas las provincias, debido a que al no concretarse la asistencia financiera nacional se realiza un descuento de la coparticipación que reciben mes a mes los distritos. Esa situación complica las previsiones de los ministros de Hacienda, en un contexto de crecientes dificultades financieras.

Por caso, Corrientes busca refinanciar 360 millones de pesos que vencen este año. Según contó Colombi, el diálogo con la Presidente y los ministros giró el martes en torno a la reprogramación de los pasivos provinciales: «Planteamos la necesidad de buscar una salida a la coyuntura 2010/11, tal vez una especie de condonación de deuda o disminución de los montos a pagar o una reprogramación con más tiempo».

«No estamos pidiendo quitas, sino mayores plazos»,
afirmó el gobernador de Corrientes respecto de las alternativas que propuso para resolver la situación financiera provincial.

Por su parte, Binner resaltó que Santa Fe depende en un 70% de la coparticipación nacional pese a ser un distrito que genera enormes recursos económicos. Afirmó que hoy en la Argentina «hay una Nación rica y provincias pobres» y señaló que tal situación representa «el anverso del federalismo, o como hemos dicho muchas veces, una especie de federalismo invertido, un eufemismo».

Dejá tu comentario