1 de junio 2012 - 00:00

Interminable.

Interminable.
El estadounidense John Isner volvió a ser protagonista de un partido interminable, esta vez por la segunda ronda del Abierto de Francia. En el segundo encuentro más largo de la historia de Roland Garros, el francés Paul Henry Mathieu se impuso a Isner por 6-7 (7), 6-4, 6-4, 3-6 y 18-16 en 5.41 horas de juego.

Dejá tu comentario