Misiles y réplicas dejan 20 muertos en Gaza y el peligro de otra guerra

Edición Impresa

Hay 16 palestinos muertos, entre ellos una mujer embarazada y un bebé, y 4 israelíes. Netanyahu ordenó responder masivamente los ataques de Hamás y rodeó ese enclave con tropas de tierra.

Jerusalén y Ciudad de Gaza - Ataques con misiles de Gaza al sur de Israel y las respuestas del Estado judío se multiplicaron ayer y elevaron el número de muertos a 20, lo que desató fuerte temor a que se produzca una nueva escalada militar en la región.

El ejército israelí informó que en las últimas 48 horas más de 600 cohetes fueron lanzados desde el pequeño y bloqueado territorio palestino, controlado por el grupo terrorista Hamás, hacia el sur de Israel, mientras que esa institución respondió con más de 210 bombardeos que golpearon distintas partes de la franja palestina.

Autoridades israelíes informaron que cuatro ciudadanos fallecieron por los ataques desde Gaza -una mujer herida el sábado, dos trabajadores de una fábrica y otro civil ayer- y otros 4 heridos, mientras que el Ministerio de Salud de Gaza informó que los muertos ya ascienden a 16 -entre ellos dos mujeres embarazadas, un bebé y siete milicianos- y que los heridos se cuentan por decenas.

Por otro lado, el ejército y el Gobierno de Benjamín Netanyahu informaron haber matado a un comandante de Hamás, Hamed Ahmad al Jodari, con un ataque de precisión que destruyó por completo el auto en el que viajaba en el barrio de Al Daraj, en el centro de Ciudad de Gaza, lo que los principales medios israelíes interpretaron como una reactivación de la política de “asesinatos selectivos”.

Según medios palestinos, la muerte de Al Jordari fue el primer asesinato selectivo de Israel contra una figura importante en Gaza desde la ofensiva masiva de 2014.

El ministro de Seguridad Interior en funciones, Gilad Erdan, confirmó esa interpretación durante un acto sobre los planes de esta semana para conmemorar el Día de la Independencia, realizado en el comando central de la Policía Nacional en Jerusalén.

“Debemos aumentar nuestra reacción en Gaza hasta que haya tranquilidad allí y volver a los asesinatos selectivos”, explicó, citado por el diario local Haaretz.

Israel no solo se prepara a conmemorar su independencia, sino que además, en solo nueve días, será la sede de Eurovisión, uno de los eventos artísticos y mediáticos más populares de Europa del año.

Mientras el primer ministro Netanyahu dio la orden de continuar con los bombardeos aéreos contra Gaza, medios israelíes e internacionales informaron que el ejército movilizó tropas al límite con ese territorio palestino, lo que desató temores de una invasión terrestre masiva a la franja, como las de 2009 y 2014.

Dentro de Gaza, en tanto, la posibilidad de un aumento de los bombardeos israelíes y de una guerra abierta llega justo en el inicio de ramadán, el mes sagrado del islam.

Hasta ahora Hamás reconoció la muerte de uno de sus miembros, Al Jordari, y la Yihad Islámica, la segunda milicia terrorista en importancia del enclave, informó sobre la muerte de dos de sus hombres.

El Gobierno islamista de Gaza estimó ayer que de los 16 muertos registrados desde el sábado, solo siete eran milicianos. Ese cálculo no incluye a los tres manifestantes palestinos que murieron por disparos de soldados israelíes el viernes pasado durante la marcha semanal contra el bloqueo.

El secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, destacó ayer el caso de una mujer embazada y su bebé de 14 meses, ambos fallecidos ayer y sostuvo que fueron “asesinados por la ocupación israelí”, según la agencia de noticias Europa Press.

El Gobierno israelí, sin embargo, rechazó cualquier responsabilidad y aseguró que murieron por un cohete perdido de Hamás.

Erekat escribió ayer una carta abierta y pidió a Egipto, a las Naciones Unidas y a la comunidad internacional en su conjunto que “hagan todos los esfuerzos posibles para restaurar la calma”.

El presidente palestino, Mahmud Abás (Abu Mazen) también apuntó a la comunidad internacional y su responsabilidad en el conflicto.

“El silencio sobre los crímenes y las violaciones al derecho internacional de Israel le dan aire para continuar cometiendo más crímenes contra el pueblo palestino”, sentenció en un comunicado pese a su extrema rivalidad política con Hamás.

El Gobierno de Egipto informó el sábado que estaba tratando de negociar una tregua, pero por el momento no parece haber tenido resultados.

Agencias Télam, Reuters y ANSA

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario