La Argentina está 106ª en ranking mundial de competitividad

Edición Impresa

La Argentina cayó a la posición 106 en el ranking de competitividad global de un total de 140 países elaborado por el World Economic Forum (WEF). En el relevamiento anterior, la ubicación argentina había sido en el puesto 104 de un total 144. "Más allá de estos guarismos, sin embargo, parece más importante que el WEF haya incluido a la Argentina dentro del grupo de las tres economías menos competitivas por categoría de ingresos. En esta línea, dentro de las 24 naciones categorizadas como de ´medianos-altos´ ingresos, Argentina comparte el podio junto con Venezuela y Serbia", sostiene un informe del IAE Business School, que a través de su departamento de Economía colaboró como partner del WEF en la Argentina.

Del último informe se desprende que Suiza fue considerado el país más competitivo de los 140 países relevados, al obtener un puntaje de 5,76, mientras que en el otro extremo se ubicó Guinea, con 2,84 puntos. Alemania, por su parte, sobrepasó a Finlandia y se posicionó como la economía más competitiva dentro de la Unión Europea con el cuarto lugar dentro del ranking global. Dentro de América Latina, Chile se sostuvo como el país más competitivo ocupando el 35vo lugar en el ranking total.

El WEF categorizó nuevamente a la Argentina como un país en transición de la segunda fase a la tercera. Es decir, de acuerdo con los empresarios argentinos, la Argentina hoy se encontraría en un proceso que podría terminar por ubicarla entre las economías innovadoras.

En los resultados específicos, si bien el tamaño del mercado, la absorción de las TIC y la educación de nivel superior y la formación, están entre los mejores de la región, el rendimiento es pobre en la calidad general de la educación y en la calidad de las matemáticas y la ciencia. Un entorno macroeconómico débil y un sector financiero ineficiente frenan la inversión, con líderes empresariales que consideran a la inflación y la regulación de moneda extranjera a ser los dos factores más problemáticos para hacer negocios en Argentina. El país se enfrenta a una profunda crisis institucional, renqueando pesimamente en la protección a derechos de propiedad, la ética y la corrupción, influencia indebida, el desempeño del sector público y la ética corporativa. La calidad de la infraestructura también se encuentra entre los más bajos de la región, especifica el IAE Business School.

En relación con la encuesta en curso, cuyos datos se conocerán el año próximo, pueden esperarse cambios, sostiene el IAE Business School. "En primer lugar, que mejoraran los indicadores referidos a eficiencia de los mercados, dado un nuevo Gobierno que flexibilice las restricciones para las importaciones, así como los limitantes para acceder a las divisas. Recordemos, por ejemplo, que Argentina deberá eliminar en diciembre próximo las barreras no arancelarias producto del fallo de la OMC sobre las Declaraciones Juradas y Anticipadas de Importación (DJAI)", detalla. Y agrega que "los datos de institucionalidad también son inciertos, dada la discrecionalidad en la toma de decisiones políticas, denuncias por corrupción y el clima político enrarecido que se percibe en el país. Por otra parte, las manifestaciones de facciones que constituyeron la base de apoyo del kirchnerismo en los últimos años hacen reflexionar acerca del consenso del 52%". Por último, "en cuanto al ambiente macroeconómico nacional, el panorama electoral marcará el ritmo de evolución. De lo que no existe incertidumbre al respecto es del cambio en el patrón de crecimiento que se vino observando en la última década. ".

Dejá tu comentario