25 de abril 2023 - 00:00

La exhumación del líder del fascismo español terminó con enfrentamientos

Madrid - Los restos de José Antonio Primo de Rivera, el fundador del partido fascista español Falange, hasta ahora enterrados en un lugar prominente en el mausoleo de Franco, fueron trasladados a un cementerio civil de Madrid por orden del gobierno, no sin protestas de sus partidarios.

De este modo, los restos de Primo de Rivera siguen el mismo camino que los del dictador Francisco Franco, extraídos del Valle de los Caídos en octubre de 2019 y trasladados a una necrópolis madrileña.

“Por fin nuestras instituciones son fieles a la memoria de nuestro país y no a sus olvidos”, se congratuló Yolanda Díaz, vicepresidenta del gobierno de Pedro Sánchez, describiendo como “anomalía histórica” el mausoleo del Valle de los Caídos, construido a mayor gloria suya por Francisco Franco.

Unos 200 falangistas tuvieron encontronazos con la policía a las puertas del cementerio de San Isidro, donde esperaban la llegada de los restos de Primo de Rivera, ejecutado por republicanos a principios de la Guerra Civil, el 20 de noviembre de 1936.

En el cementerio de San Isidro reposan familiares de Primo de Rivera, además del dictador cubano Fulgencio Batista, una superviviente española del hundimiento del “Titanic” o la cantante Concha Piquer.

La exhumación de José Antonio empezó con la retirada de la losa de granito de 3,5 toneladas que cubría la tumba.

Dos vehículos funerarios entraron en el complejo monumental, no lejos de Madrid, según imágenes difundidas por la televisión pública, y llegaron a San Isidro cinco horas más tarde escoltados por las fuerzas de seguridad. “Estamos hartos de este gobierno que solo se dedica a desenterrar odios y enfrentar a los españoles”, dijo en un acto en Mallorca el líder del partido de extrema derecha Vox, Santiago Abascal.

Hijo del dictador Miguel Primo de Rivera, quien dirigió España de 1923 a 1930, el fundador de la Falange fue fusilado por los republicanos en noviembre de 1936, al comienzo de una contienda que arrancó con una rebelión militar, entre cuyos líderes estaba Franco, contra el gobierno democrático.

De inspiración fascista, el partido de la Falange fue uno de los pilares del régimen franquista, junto a la Iglesia católica y el ejército.

Dejá tu comentario