La Fed se prepara ahora para “tiempos normales”

Edición Impresa

Washington - La Reserva Federal de Estados Unidos casi ha completado un plan para regresar a una política monetaria más normal, aún si sus miembros están preocupados sobre si las nuevas herramientas de política podrían representar riesgos no deseados al sistema financiero, dijeron dos funcionarios de la Fed.

"Estamos logrando buenos avances" en la mezcla de políticas que se usarán para manejar las tasas de interés en el futuro, dijo el presidente del Banco de la Reserva Federal de Chicago, Charles Evans, en actividades complementarias a una conferencia económica.

La enorme cantidad de dinero usada para combatir la crisis, 2,6 billones de dólares en la Fed como reservas bancarias y 4,2 billones de dólares que posee la Fed en varios activos, podría complicar la capacidad del banco central para controlar su meta de tasa de interés una vez que se tome la decisión de subirla. Se espera que el emisor decida comenzar a subir las tasas de interés a mediados del próximo año.

En las últimas semanas, la Fed se ha acercado al consenso de que su principal herramienta sería el interés que paga a los bancos sobre los excesos de reservas, lo que podría alentar o desalentar rápidamente a los bancos a dejar dinero depositado en el banco central o prestarlo a terceros.

El uso de acuerdos de recompra diarios, otra herramienta que tendría un impacto similar pero una aplicación más amplia, permitiría esencialmente que los fondos del mercado de dinero y los bancos realicen depósitos de corto plazo en la Fed.

El temor es que si las condiciones financieras se deterioran, aquellos grandes fondos de dinero escaparían hacia la retrocompra como refugio, privando a la economía del crédito y exacerbando cualquier crisis potencial.

"La gran preocupación es si queremos permitir lo que sería un período de tensión financiera al brindar en gran parte o de forma ilimitada ese refugio, y si eso tendería a exacerbar una situación financiera tensa", dijo el presidente de la Fed de Atlanta, Dennis Lockhart.

La preocupación aparentemente es generalizada en el banco central. Las minutas de la reunión de junio del comité de política de la Fed dicen que "la mayoría de los participantes" comparten el temor a "consecuencias no previstas" de la herramienta de retrocompra y a que sea usada como refugio contra el riesgo. Sin embargo, la herramienta de retrocompra, que está siendo probada por la Fed de Nueva York, formaría parte de la nueva estrategia de salida, aunque posiblemente jugando un "papel de secundario", como lo describió Lockhart. Las minutas de la reunión de junio de la entidad que dirige Yanet Yellen dicen que podrían ponerse restricciones al uso de la herramienta de retrocompra para limitar los riesgos potenciales.

Agencia Reuters

Dejá tu comentario