La "gran Oyarbide": desde la cárcel, López renunció al Parlasur

Edición Impresa

• TRAS LA NOTIFICACIÓN EN EZEIZA DEL PROCESO DE DESTITUCIÓN
Lo reemplazará el tucumano Tulio Enrique Caponio. Elude así el juicio político que iba a tratar su apartamiento el 12 de agosto. Polémica para definir si se acepta la renuncia o se avanza con la acusación por “falta de decoro”.

Desde la cárcel de Ezeiza, José López renunció a su banca de diputado por el Parlasur por Tucumán. El exsecretario de Obras Públicas de Néstor y Cristina de Kirchner fue notificado el martes pasado en la penitenciaría del proceso de remoción que se inició en el Parlamento del Mercosur y firmó su renuncia en el acto.

Las autoridades del penal de Ezeiza, donde también se aloja Lázaro Báez, debieron certificar la autenticidad de la firma de López, detenido en General Rodríguez con 9 millones de dólares cash y un fusil de guerra. El Parlasur volverá a sesionar el 12 de agosto en Montevideo y ahora se abre un debate sobre si es necesario aceptar o no la renuncia de López. El exfuncionario kirchnerista hizo "la gran Oyarbide": renunció voluntariamente para evitar ser sometido a un proceso de destitución que dañe más su imagen y la del Gobierno nacional anterior.

El Parlasur, un órgano legislativo regional que no emite leyes sino meras recomendaciones sin fuerza viculante, queda así atrapado en una nueva paradoja. Mientras los parladiputados del Frente para la Victoria y el Frente Renovador promueven la expulsión ipso facto del exfuncionario kirchnerista a través de una votación a mano alzada en el recinto, Cambiemos -vía Mariana Zuvic y Fabián Rodríguez Simón- reclama abrir un proceso a través de una comisión que garantice el derecho a la defensa de López.

El 21 de junio fue la última sesión del Parlasur. El encuentro estaba convocado para votar la expulsión de López por "falta de decoro" pero la moción impulsada por el FpV de Jorge Taiana y del Frente Renovador, representado por Alberto Asseff (PNC Unir), no logró la mayoría agravada de dos tercios de los votos.

La integración del Parlasur está incompleta y existen contradicciones internas en su conformación. Por ejemplo, la Argentina cuenta con 43 representantes electos por voto directo. Brasil, el país más grande y más poblado del Mercosur, con más de 200 millones de habitantes, tiene apenas 36 parladiputados.

El órgano regional estiró así la pertenencia del exsecretario de Obras Públicas de la Nación al menos hasta el próximo 12 de agosto cuando el Parlasur vuelva a sesionar en Montevideo, Uruguay.

Asseff y la parladiputada Fernanda Gil Lozano había señalado a Rodríguez Simón (PRO) y Zuvic (Coalición Cívica) como los responsables de demorar el proceso de remoción con la excusa de garantizar el derecho de defensa. Pero López prefirió renunciar tal cual ocurrió con el exjuez federal Norberto Oyarbide, quien presentó su dimisión para evitar un proceso de destitución a través de un juicio político.

"El 12 de agosto vamos a plantear en el recinto que la renuncia es irrelevante y no lo exime del proceso de remoción que ya está iniciado. Va a tener que someterse a las acusaciones por falta de decoro y acatar la decición del pleno. La aceptación de la renuncia implicaría una forma de impunidad", fue la advertencia de Asseff. Desde el Bloque Partido Justicialista, Alejandro Karlem, aseguró que "la renuncia garantiza que a partir del 12 de agosto, más allá del resultado de la votación en el Parlasur, López ya no pertenece al órgano". En lugar del exfuncionario del Frente para la Victoria asumirá el suplente, el tucumano Tulio Enrique Caponio.

Taiana, quien preside el Paralasur, está de acuerdo con continuar el proceso de destitución más allá de la presentación de la renuncia. Había sido el mismo Rodríguez Simón quien dijo que "la expulsión de López hay que hacerla a través de un juicio político". Y agregó: "Lo que propusimos junto a Mariana Zuvic (parladiputada de la Coalición Cívica) fue la suspensión inmediata de López". "Querían echarlo a López contra lo que dice el reglamento que le da el derecho a defensa en juicio", detalló.

Rodríguez Simón explicó que el derecho a réplica es una garantía que tiene que tener López, "nos guste o no nos guste". Consultado sobre la dificultad del exfuncionario kirchnerista de realizar una defensa por estar preso, Rodríguez Simón dijo que "lo puede hacer por escrito o a través de un apoderado".

Antes de presentar la renuncia, López se había convertido en el segundo parladiputado del FpV encerrado por presuntos delitos de corrupción, junto a la jujeña Milagro Sala. La jefa de la Tupac Amaru fue visitada esta semana por el exvicepresidente de la Nación, Amado Boudou y por el exvicegobernador Gabriel Mariotto.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario