La tensión va cediendo

Edición Impresa

Mientras Julio Grondona almorzaba con Mirtha Legrand y dejaba frases como «yo siempre estuve en contra del fútbol codificado, quiero que los 10 partidos se den por cable» y «el Prode bancado ya se juega trucho en el país y queremos que el Estado le dé un marco legal para que el dinero no se lo queden tres vivos». Aníbal Fernández les bajaba los decibeles a sus declaraciones del miércoles: «No es que el Estado no quiera ayudar, pero no se puede hacer ni a tontas ni a locas». «Hay muchísimo dinero que se gana en esos ámbitos y se podría poner una parte para resolver esta situación circunstancial que tiene el fútbol argentino», opinó.

Lo cierto es que el fútbol va a empezar sin problemas y ya hay equipos que comienzan a levantar sus inhibiciones, tanto en Primera como en el ascenso. El lunes Grondona se juntará con el presidente de Torneos, y le pedirá los 12 pesos por abonado. Y cuando el río deje de sonar, el Gobierno mandará la ley del Prode bancado al Congreso.

Dejá tu comentario