Las dudas fueron bajas

Edición Impresa

No había resultado conveniente el último desarrollo de la semana pasada, al menos en lo que atañe al mercado local. Si bien se había culminado con un muy ligero porcentual negativo, que para nada dañaba el resultado de todo el período, se había observado un trascender de una nueva frontera en el índice para después tener que aguantar un acoso vendedor que lo derivó en 3.488 unidades.El contexto externo tampoco había gozado de paso firme, con el Dow cortando una racha alcista de sucesivas marcas máximas. Todo el "paquete" del viernes había resultado un frente de nubosidad creciente, aunque sin convertirse en precipitación formal. En el fin de semana surgió como noticia global un nuevo nombre: Chipre, con medidas drásticas sobre el sector bancario y una literal "confiscación" de parte de los depósitos. Apropiado para que se tomara ello como el supuesto argumento para dar sentido al inicio semanal de un tono bajista más acentuado. Todos los de Europa hacia atrás, también el Dow Jones -con el 0,43%- y quedando el Bovespa, con leve mejora del 0,12%. Para el Merval, se trató de una rueda sin chances para obtener mejoras y debiendo levantar barricadas, ante el asedio de oferta. Tocando mínimo de 3.443, el máximo casi en el cierre previo -3.489 puntos- para quedar con cierre cercano al piso: 3.446. Esto reportó una baja del 1,2%, que se había ido gestando ya desde lo inestable del viernes. Ni una se salvó del panel líder, con mermas del 1% hasta más del 2%, y mayoría de descensos -58 papeles- frente a las 42 alzas. El volumen recogió velas de modo ostensible, rozando los $ 48 millones, en tanto la gran figura en órdenes pasó a manos de Tenaris, $ 14 millones. Las nubes trajeron lluvias leves. La Bolsa, mojada.

Dejá tu comentario