Las reservas netas del BCRA ya son negativas en u$s 1.000 M

Edición Impresa

  Los analistas esperaban a principio de año que el Gobierno lograría llegar al traspaso del mandato dejando un nivel positivo de reservas netas del Banco Central. Sin embargo, la realidad se impuso y se adelantó más de dos meses, por lo que ya las estimaciones indican que la posición de reservas netas es negativa. Es que al netear del stock de reservas, que hoy apenas supera los u$s 26.000 millones, los pasivos en dólares del BCRA la tenencia neta propia ya es negativa en unos u$s 1.000 millones. Esto se dio sencillamente al agotarse el swap con China a la par del drenaje diario de las reservas vía dólar ahorro y demás compromisos. Para el próximo Gobierno esto significa que no tendrá que perder tiempo en contar el stock de reservas neto, porque no heredará ninguno.

Ocurre que la tenencia actual muestra que aproximadamente las reservas en divisas y en oro del BCRA representan menos del 47% del total, u$s 12.700 millones (39% y 8% respectivamente), el resto son DEG (divisas giradas por el FMI al país) y los yuanes prestados por China, menos del 11% y del 42% respectivamente del total. Mientras que en la vereda de enfrente, los pasivos en dólares que son la contrapartida de estas tenencias son -además del swaps con China u$s 11.300 millones y la contrapartida de asignaciones de los DEG u$s 2.800 millones- los encajes de los bancos en el BCRA (por los depósitos a plazo fijo y en caja de ahorro públicos y privados) por u$s 8.600 millones que junto con las Lebac en dólares u$s 2.100 millones calzan con el stock de divisas líquidas; más los pagos de la deuda trabados por el juez Griesa que calzan con las tenencias de reservas en oro, más otros u$s millones en CEDIN y en un posible swap con Francia/BIS. De esta manera el stock neto es negativo en casi u$s 1.000 millones. Vale señalar que, por el momento, los equipos económicos de ambos candidatos no consideran vender la posición en oro (comprado principalmente durante la gestión de Alfonso Prat Gay).

De acuerdo con los datos oficiales y las simulaciones de los analistas sobre el devenir de las reservas, el swap de monedas con China se agotó entre la tercera y cuarta semana de septiembre pasado. Y precisamente en la quinta semana de septiembre aparecieron cerca de u$s 400/500 millones en las reservas, que según las sospechas de los expertos corresponderían a una operación de swaps con el BIS o con Francia, que también se repite en la tercera semana de octubre. Fue así como el BCRA logró afrontar el pago del vencimiento de la deuda de la provincia de Buenos Aires a comienzos del mes pasado, cuando las reservas acusaron una baja cercana a los u$s 800 millones. Claro que una semana después el Gobierno pagó más de u$s 4.700 millones del Boden 15. Además debe tenerse en cuenta que a lo largo de octubre las ventas de dólares del BCRA promediaron los u$s 470 millones semanales, mientras los exportadores apenas liquidaban unos u$s 230 millones. En este contexto es que se dio el abrupto aumento del volumen negociado en el mercado de futuros del dólar pasando de promedios semanales de u$s 1.200 a u$s 1.800 millones a más de u$s 4.300 millones. Todo ello redundó en el deterioro de la posición de reservas netas del BCRA.

Cabe señalar que además en diciembre hay cerca de u$s 900 millones de vencimientos de deuda de capital e intereses, lo que profundizará el rojo de la caja en dólares del próximo Gobierno. Todo un desafío para el nuevo inquilino del Palacio de Hacienda y su par del ente monetario.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario