Los años que vivimos sin Teatro Colón

Edición Impresa

Desde el momento en que las autoridades del Teatro Colón anunciaron públicamente la realización de la temporada 2010, en conmemoración del Bicentenario y se dieron a conocer sus lineamientos generales, con actividades artísticas que llegan hasta diciembre del próximo año, se encendió una luz en el fondo de un túnel en el que los ciudadanos estuvimos inmersos por espacio de varios años y que con sus pronósticos agoreros marcó toda la actividad musical de Buenos Aires, que se veía reducida a teatros y compañías alternativas.

Aun hoy surgen controversias y diferencias de criterio con respecto a las características de la restauración y de las modificaciones estructurales y administrativas a que ha sido sometido el teatro pero también es cierto que las obras continúan.

Prospectiva

La perspectiva para el próximo año incluye siete títulos de ópera en el Colón, dos de ellos conformando el mismo programa. Creaciones líricas de Giacomo Puccini («La Bohéme»), Wolfgang Amadeus Mozart («Don Giovanni»), Jules Massenet («Manon»), Leos Janacék («Kátia Kabanová»), Alexander von Zemlinsky («Una tragedia florentina»), Erich Wolfgang Korngold («Violanta») y Giuseppe Verdi («Falstaff») recorren un amplio catálogo de estilos, temáticas y nacionalidades. Estas realizaciones contarán con la participación de los Elencos Estables del teatro.

El ballet que como es tradicional estará a cargo del Ballet Estable dirigido en la actualidad por Lidia Segni, contará con obras de Kenneth MacMillan-Jules Massenet («Manon»), George Balanchine/Gaetano Donizetti/Piotr Ilich Tchaikovsky («Tema y Variaciones»/»Variaciones Donizetti»), Vittorio Biagi/Ludwig van Beethoven («Séptima Sinfonía»), Anne Marie Holmes/ Riccardo Drigo/Adolphe Adam/Cesare Pugni/Leon Minkus/Léo Delibes («El Corsario») y Natalia Makarova/Leon Minkus/John Lanchberry («La Bayadera»).

Habrá asimismo conciertos sinfónicos (Ciclo de 18 en días jueves de la Filarmónica de Buenos Aires, que este año ha tenido una importante temporada en el Coliseo y hasta viajó al exterior), un Abono del Bicentenario con grandes artistas (Yo Yo Ma, András Schiff, West-Eastern Divan Orchestra con Daniel Barenboim, Orquesta y Coro de la Scala de Milán con Barenboim, Karin Lechner y Sergio Tiempo, Arturo Diemecke, Orquesta Filarmónica de Munich con Zubin Mehta).

Como una alternativa válida para suplir la ausencia de la sala de la calle Libertad, durante el 2009 el Teatro Colón eligió el Teatro Coliseo, un recinto que posee un importante foso y condiciones acústicas, que si bien no son óptimas, ofrecen una posibilidad válida para escuchar conciertos y apreciar espectáculos de ballet y ópera. La temporada del Colón incluyó obras de Honegger («Juana de Arco en la hoguera»), Mozart («El rapto en el serrallo»), Verdi («I Due Foscari», Gluck (una estupenda realización de Roberto Oswald de «Orfeo y Eurí-dice») y espectáculos coreográficos como «Giselle» (Adam) y «Don Quijote» (Minkus). El Teatro Argentino de La Plata se sumó a la oferta con realizaciones valiosas de «Il Trovatore» y «Nabucco», de Verdi y «Salomé», de Strauss, entre otras propuestas sinfónicas y funciones de ballet («Romeo y Julieta» (Prokofiev) y «El lago de los cisnes» (Tchaikovsky).

El proyecto para el año del Bicentenario de Buenos Aires Lírica incluye cinco títulos en nuevas producciones de «Fidelio» (Beethoven), «Madama Butterfly» (Puccini), «Belisario» (Donizetti), «Xerxes» (Haendel) y «Falstaff» (Verdi). La actividad febril de Buenos Aires se construye con el trabajo de muchas asociaciones e instituciones que se dedican a la música sinfónica, la de cámara, la ópera y el ballet. La Casa de la Opera que dirige la soprano Adelaida Negri, Fundamús, el Templo Amijai, la Asociación La Bella Música, en manos de Patricia Pouchulu, el Ciclo Pilar Golf, que dirige Graciela Nobilo suman esfuerzos para consolidar un panorama amplio de la música.

Sociedades

El Mozarteum Argentino, presentó diez sesiones en el Teatro Coliseo y ya anuncia otras diez para 2010, cuatro en el Teatro Coliseo y seis en el Teatro Colón, entre éstas dos conciertos de la West-Earsten Divan Orchestra con la conducción de Daniel Barenboim como atracción máxima. Pero también habrá presencias como la Filarmónica de Dresden con Rafael Fruhbeck de Burgos, la Kammerorchester Basel con Sol Gabeta, Eggner Piano Trío, Ballet Stockholm 59 North en el Coliseo y Nelson Goerner, Barenboim en el ciclo completo de las sinfonías de Beethoven, Música Angelica con Martin Haselbok, la Filarmónica de Radio de Francia con Myng-Whun Cheng, con Sergio Tiempo como solista y el Thomanerchor, Leipizig, Orquesta Bach de la Gewandhaus Leipizig dirigidas por Georg Christoph Biller.

Dejá tu comentario