6 de junio 2013 - 00:00

Mala noticia para Capriles: se aproximan Obama y Maduro

John Kerry y Elías Jaua, responsables de la diplomacia de Estados Unidos y Venezuela, respectivamente, conversaron ayer por 40 minutos en Antigua, Guatemala. Los dos países expulsaron a sus respectivos embajadores en 2010.
John Kerry y Elías Jaua, responsables de la diplomacia de Estados Unidos y Venezuela, respectivamente, conversaron ayer por 40 minutos en Antigua, Guatemala. Los dos países expulsaron a sus respectivos embajadores en 2010.
Antigua (Guatemala) - El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, y el canciller venezolano, Elías Jaua, mantuvieron ayer una reunión calificada de "muy positiva" y que permitirá reabrir el diálogo "al más alto nivel" para restablecer a sus respectivos embajadores.

"Sentí que fue un encuentro muy, muy positivo", declaró el estadounidense en una conferencia de prensa tras una bilateral que se prolongó durante 40 minutos con su homólogo venezolano, al margen de la Asamblea General de la OEA en Antigua, Guatemala.

"Acordamos que habrá un diálogo continuo para intentar establecer una agenda, empezar a cambiar el diálogo entre nuestros dos países" e indicar a América Latina que Estados Unidos y Venezuela están resolviendo sus diferencias, indicó Kerry.

"Acordamos, Venezuela y Estados Unidos, que quisiéramos encontrar para nuestros países una vía de ir hacia adelante, establecer una relación más positiva", añadió.

Jaua, por su parte, afirmó que el encuentro fue "cordial" y "franco". "Tenemos la mejor voluntad, así se lo hemos manifestado porque, nos lo pidió el presidente Nicolás Maduro, de que esto sea así, pero tenemos que esperar", indicó.

"Hay toda la buena voluntad de hacerlo, creo que en el secretario Kerry hay toda la buena voluntad, pero mucho más allá de la buena voluntad a veces de un servidor público por alto que sea el cargo que desempeñe depende de muchos otros factores", agregó, algo más cauto que su interlocutor.

Las representaciones diplomáticas de Venezuela y EE.UU. en Washington y Caracas, respectivamente, están en manos de encargados de negocios desde 2010 tras la retirada del plácet del Gobierno venezolano al embajador propuesto por la administración de Barack Obama y la respuesta de ésta retirándole la visa al embajador del país sudamericano en la capital estadounidense.

Jaua se mostró confiado en que "esta reunión marque el inicio de una relación de respeto. Una buena relación entre el Gobierno del presidente Nicolás Maduro y el Gobierno del presidente Barack Obama es lo que conviene a ambos pueblos, es la garantía de paz y estabilidad para nuestros pueblos", dijo.

Estados Unidos se había mostrado hasta ahora comprensivo con las denuncias de fraude lanzadas por el candidato derrotado en las elecciones venezolanas del 14 de abril, Henrique Capriles, y si bien no desconoció a Maduro y se declaró dispuesto a seguir trabajando con él, evitó reconocer su victoria oficialmente. Por eso, el gesto de ayer resulta trascendente, ya que recorta un apoyo crucial a la oposición del país sudamericano. Todos los países latinoamericanos ya han avalado el resultado de esos comicios.

Al respecto, Jaua señaló que aprovechó para entregar un informe sobre los incidentes sucedidos en Venezuela tras las elecciones del 14 de abril, que dejaron 11 muertos y 80 heridos, y "alertar" a Kerry de la actuación de "grupos antidemocráticos en Venezuela, que amenazan la democracia".

"Hay mucha desinformación a veces sobre la actuación antidemocrática de la oposición en el mundo, quisimos que él tuviera una información de primera mano para que haga su propio juicio", afirmó.

El secretario de Estado norteamericano agradeció a Jaua y a Maduro haber tomado la iniciativa de pedir el encuentro y también de haber liberado al cineasta Timothy Hallet Tracy, que filmaba en Venezuela y que fue detenido y acusado de espionaje.

Según el ministro venezolano del Interior, Miguel Rodríguez Torres, el cineatas fue "expulsado" del país, pero Kerry dijo a la prensa que el hecho de que "haya sido liberado" y ya se encuentre en Estados Unidos "es un desarrollo muy positivo".

El jefe de la diplomacia estadounidense también celebró la designación de Calixto Ortega, realizada el 23 de abril, como nuevo encargado de negocios de Venezuela en Washington.

Kerry añadió que habrá "un diálogo de largo alcance, continuo, a alto nivel" entre el Departamento de Estado y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela para establecer una agenda a futuro.

Agencias Reuters, DPA, EFE y AFP;


y Ámbito Financiero

Dejá tu comentario