8 de marzo 2012 - 00:00

Malvinas: rechazó Gobierno confusa intervención de un vocero de la UE

Héctor Timerman
Héctor Timerman
El Gobierno rechazó las declaraciones de un vocero de Comercio de la Unión Europea quien afirmó que había reclamado explicaciones a la Argentina sobre las relaciones con Gran Bretaña y que no había recibido respuesta. Un comunicado del canciller Héctor Timerman dijo que desde el lunes había intentado comunicarse con lady Catherine Ashton, responsable de Asuntos Internacionales y Seguridad de la Unión Europea, quien, por encontrarse fuera de Bruselas, quedó en comunicarse a su vuelta.

Según en canciller, que anoche estaba en Sudáfrica en una escala rumbo a Mozambique, adonde tiene previsto una visita oficial, «es falso lo que afirma el señor John Clancy que el representante de la Unión Europea en la Argentina ha intentado aclarar algo ya que el viernes pasado, el vicecanciller argentino, embajador Eduardo Zuain, llamó en tres oportunidades al delegado de la Unión Europea sin obtener respuesta hasta el día de la fecha».

El martes, afirmó la Cancillería argentina, la secretaria de Relaciones Económicas Internacionales, embajadora Cecilia Nahón, habló con el director general adjunto de Comercio Joao Aguiar Machado y le informó que la Argentina tiene especial interés en las relaciones con Gran Bretaña y que ha causado sorpresa la falta de respuesta del delegado de la Unión Europea en Buenos Aires. También le informó del llamado del canciller a Catherine Ashton quien es la responsable de las relaciones diplomáticas de la Unión Europea.

Señal interesante

En sus declaraciones, Timerman dijo que «hemos recibido como una señal interesante del Reino Unido: su decisión de llevar el tema de las relaciones bilaterales con la Argentina a la Unión Europea». Agregó que ha conversado con la secretaria general de la Unasur, María Ema Mejía, para informarle que la Argentina desea que ese organismo sea par de la Unión Europea en representación de todos los países de América del Sur en lograr que Gran Bretaña se avenga a cumplir con las resoluciones de las Naciones Unidas.

El vocero de la UE Clancy había dicho: «Nos gustaría que la Argentina explicase y aclarase lo que está pasando y diese garantías de que va a respetar completamente sus obligaciones comerciales internacionales». Explicó que la UE, a través de su jefe de delegación en Buenos Aires, había intentado «aclarar» informaciones en la prensa que apuntan a que el Gobierno argentino ha hecho un «llamamiento a boicotear productos originarios de la Unión Europea, especialmente del Reino Unido. La Comisión Europea también está buscando la oportunidad de discutir pronto este asunto con la misión argentina en Bruselas», añadió Clancy.

La actitud comunitaria se produce después de que el Ministerio británico de Exteriores pidiese una reacción por parte de la Unión Europea, tras constatar que la Argentina había llamado a no importar productos de ese país. El Gobierno había propuesto a una veintena de empresas nacionales y multinacionales que importan productos desde el Reino Unido que sustituyeran el país de origen de sus compras. Por otra parte, las autoridades portuarias de Ushuaia denegaron hace dos semanas la entrada a dos cruceros británicos procedentes de las Malvinas, una circunstancia que Londres calificó de «preocupante».

Dejá tu comentario