7 de septiembre 2009 - 00:00

Mandatarios ya piensan en reelección

Jorge Capitanich, Sergio Urribarri
Jorge Capitanich, Sergio Urribarri
 Al compás de las disputas por las anticipadas candidaturas presidenciales para 2011, los gobernadores también comienzan a pronunciarse sobre un segundo mandato. Mientras en 1983 no se permitía la reelección en ninguna provincia, hoy sólo tres no la admiten.

A dos años de concluir sus mandatos y con graves problemas en sus gestiones -desde financieros hasta sociales-, el chaqueño Jorge Capitanich y el entrerriano Sergio Urribarri buscan posicionarse de cara a un nuevo período. En idéntica situación se encuentra el tucumano José Alperovich, pero espera que un fallo judicial le confirme si podrá aspirar en 2011 a conducir el Ejecutivo por tercera vez.

El gobernador de Chaco sorprendió días atrás a propios y ajenos al manifestar su voluntad de buscar un segundo mandato en 2011, pese a que antes de las elecciones legislativas había rechazado esa posibilidad. La nueva estrategia de Capitanich fue anunciada en medio de un encuentro con intendentes y dirigentes del PJ chaqueño.

Allí se decidió, además, que las elecciones internas del PJ local se realizarán el 14 de marzo de 2010, y que el mismo mes de 2011 se elegirá a quienes serán los candidatos para los diversos cargos electivos.

El chaqueño lo confirmó después públicamente. Explicó que su decisión se debe a que muchos proyectos de su gestión se retrasaron debido a la crisis económica y sanitaria que golpeó a la provincia, por lo que se necesitan cuatro años más para finalizarlos. «En una crisis como la que hemos tenido, desde crisis política hasta financiera internacional, crisis fiscal, dengue, gripe A, sequía, en las peores y más adversas condiciones hemos podido construir consenso con la ciudadanía», señaló el gobernador en relación con las últimas legislativas, en las que el oficialismo se impuso por más de 30.000 votos al Acuerdo Cívico y Social.

El diputado provincial justicialista Ricardo Sánchez valoró la decisión y consideró que la misma va a posibilitar una alineación «mucho mayor» del peronismo local con la figura de Capitanich, en un momento de graves dificultades financieras para la provincia.

Críticas

Por su parte, el presidente de la UCR chaqueña, BeSzymula, criticó la postulación de Capitanich señalando que es una «barbaridad», teniendo en cuenta que faltan más de dos años para que se realicen los comicios.

La jugada del gobernador se produce en medio de una delicada situación social y financiera de la provincia a nivel estatal: las cuentas están en rojo, debido principalmente a la caída en la coparticipación y a la merma en la recaudación provincial.

Con el mismo horizonte coquetea Urribarri, quien se negó a hablar de postulaciones para las presidenciales de 2011: «Me quedan dos años y medio de gestión y mi responsabilidad en vez de estar fijándome en candidaturas es cumplir con mi tarea de construir nuevas escuelas, caminos, mejorar la salud y la educación», y agregó: «No tengo tiempo, ni ganas».

No obstante, el mandatario justicialista había hablado de la posibilidad de una reelección. «Vamos a ser respetuosos mostrando lo que hemos hecho, y queremos seguir parados en el centro del ring hasta 2011. Y si las circunstancias lo permiten, por cuatro años más, pero mostrando gestión y perspectiva positiva, ya que les aclaro que no deseo la permanencia en el poder por el poder mismo», dijo Urribarri.

Por su parte, el chubutense Mario Das Neves tiene otras aspiraciones. El subsecretario de Relaciones Institucionales de Chubut, Pablo Das Neves, afirmó que el gobernador «no irá por un tercer mandato», volcado a su candidatura presidencial, que lanzó a nivel nacional días atrás en Piedra del Águila.

Dejá tu comentario