Marcha atrás con debut de nuevos helicópteros en la Antártida

Edición Impresa

Está en duda el debut de los flamantes helicópteros rusos MI-17 que el Gobierno quería estrenar en la campaña antártica. Las máquinas matrículas H-94 y H-95 fueron adquiridas nuevas a la federación rusa con el objetivo principal de cubrir estación permanente en la Antártida.

El beneficiario de la licitación por la que el Gobierno alquiló el buque polar Timca para el sostén logístico antártico se negó a transportar -si no media pago aparte- una de las máquinas porque no está estipulado en el pliego. La licitación pública internacional Nº 77/2012 se refiere al traslado de carga logística y el helicóptero MI-17 de la Fuerza Aérea es una aeronave militar operativa que no constituye mercadería para sostén logístico, aduce la firma Transport & Services, beneficiaria del contrato.

La orden del ministro Arturo Puricelli al comandante operacional del Estado Mayor Conjunto, brigadier Humberto Trisano, fue poner uno de los dos helicópteros MI-17 al servicio de la logística antártica en la campaña de este verano, y le tocó en suerte al aparato matrícula H-95. La controversia se generó porque Trisano insiste en no arriesgar el flamante helicóptero y su tripulación en un cruce en vuelo directo desde Ushuaia hasta la base Vicecomodoro Marambio y pidió llevarlo en la bodega del navío Timca. A pedido de la Fuerza Aérea, estos aparatos cuentan con tanques suplementarios para operaciones de largo alcance y poseen flotadores para el caso de amerizaje en emergencia.

Toda la carga con destino al sostenimiento logístico de las bases y destacamentos antárticos se concentró en el sitio 9 del puerto de La Plata: combustible, alimentos, medicinas, equipo científico, etc. La programación inicial era embarcarla allí en el buque polar Timca arrendado por el Gobierno, llevarla hasta la Antártida y distribuirla en las bases con el apoyo de un helicóptero Kamov 32, también alquilado.

El Timca de bandera holandesa está en navegación en medio del Atlántico y se estima que llegará a Ushuaia cerca del 25 de febrero. La licitación pública internacional para el alquiler por tiempo (Time Charter) de un buque polar y dos helicópteros pesados a embarcar, transportar y operar en la Antártida por una suma de 10.420.842 dólares, se aprobó el 27 de diciembre con la firma del jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, y del ministro de Defensa, Arturo Puricelli. La transferencia de un anticipo del 50 ciento pactada en la licitación se demoró casi un mes, dicen, por cuestiones estacionales: el receso estival relaja la gestión administrativa. Habría otra razón: los férreos controles impuestos por el Gobierno nacional al giro de dólares al exterior jugaron en contra de la planificación logística. Defensa tuvo que sortear el obstáculo de transferir las divisas al domicilio de pago: Montevideo, Uruguay, donde está radicada la empresa Assaine SA, receptora del dinero del adjudicatario Roberto Fasce, dueño de Transport & Services.

El brigadier Trisano, responsable de la operación logística, dispuso que el transporte ARA Canal Beagle de la Armada levante la carga de La Plata y espere en Ushuaia al navío arrendado. El trasbordo de las mercaderías se hará en la bahía de Ushuaia o en el muelle comercial, si hay cabida dentro de los turnos ya asignados a los cruceros turísticos.

El intento de salvar la demora cubrió otras irregularidades: más de 6.000 tambores vacíos se llenaron con gasoil y JP1 (nafta aérea) a cielo abierto, en el muelle, desde camiones cisterna de la estatal YPF. El gasoil antártico es vital para la calefacción de las bases y Marambio es la que más consume.

Marcelo Rostoll, gerente comercial y operativo del consorcio de Gestión del Puerto La Plata, autorizó la estiba de los tambores a la intemperie y ordenó refrigerarlos con mangueras para evitar incendios en las jornadas de intenso calor registradas la semana pasada. No es la primera vez que se practica esta improvisada medida de precaución, que el año pasado fue cuestionada por la Prefectura Naval. Una parte de esos tambores con aeronafta a transportar por avión Hércules hasta la base antártica Vicecomodoro Marambio se trasladó desde La Plata a la base aérea El Palomar por camión, operatoria que por razones de seguridad prohíbe la Secretaría de Energía de la Nación.

Dejá tu comentario