Misa de Bergoglio con críticas a Macri

Edición Impresa

En el barrio de Mataderos, cuna del jefe de los legisladores del PRO, Cristian Ritondo, reapareció el cardenal Jorge Bergoglio con metafóricas críticas al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri. Durante la misa central por la fiesta de San Pantaleón, el jefe del Episcopado insistió en que se necesitan hombres y mujeres con «un corazón que vea, que se conmueva, que se acerque y se haga cargo de los problemas de nuestros hermanos», porque lamentó que hay muchos que «miran para otro lado, que parecen porteños porque recurren al no te metás».

Bergoglio se manifestó así en contra de aquellas personas que «apalean con la lengua» y, si bien no realizó ninguna apreciación política, reclamó «hacerse cargo» y «conmoverse» de los argentinos que padecen «necesidades».

Si bien Bergoglio no realizó menciones sobre polémicas de la actualidad política, como el aborto o el matrimonio homosexual, aprovechó la oportunidad para apuntar contra quienes «le pegan» o «apalean con la lengua» a los demás, aunque sin brindar nombres. «Tengámosla clara. Si yo como cristiano no tengo un corazón que ve, no tengo otra alternativa que ser como los salteadores o como los que se hicieron los pavos», ejemplificó el primado, en su primera aparición luego de su duro cruce con el Gobierno por el proyecto de matrimonio homosexual, finalmente aprobado en el Congreso.

Los festejos comenzaron en la noche del lunes con una serenata en honor de San Pantaleón en el santuario del barrio de Mataderos, el primero levantado en su honor en América Latina, que este año llevan por lema: «Querido San Pantaleón, gracias por cuidarnos. Que todas las familias de nuestra Patria tengamos paz, salud y trabajo». El templo abrió sus puertas a la madrugada y una gran cantidad de fieles -se calculaba unos veinte mil a lo largo de la jornada- se acercaron para pedir y agradecer al santo, especialmente por la salud.

Dejá tu comentario