Murió Sábat, el hombre que retrató al país con su arte

Edición Impresa

A los 85 años murió anteanoche, durante el sueño, el artista plástico y caricaturista Hermenegildo "Menchi" Sábat, quien ilustró con su sabia e incisiva pluma cinco décadas de historia argentina a través de los medios donde se desempeñó, en especial "Primera Plana", "La Opinión" y "Clarín". Antes lo había hecho en su natal Uruguay en el semanario "Marcha", donde lo conoció Ramiro de Casasbellas, quien lo convocó a Buenos Aires. Sábat había nacido en Montevideo en 1933 y, desde los quince años, se dedicó al periodismo gráfico, primero en su ciudad, donde fue fotógrafo y redactor del diario "El País", hasta que decidió volcarse definitivamente a las artes plásticas, sobre todo el dibujo, especializándose en el retrato y la caricatura de políticos.

Sábat llegó a la Argentina en 1966 (se nacionalizó en 1980) y desde entonces fue caricaturista de lo diarios La Opinión y Primera Plana. Desde hace más de 40 años integraba la redacción de Clarín. Sus caricaturas políticas se hicieron célebres desde la época de la dictadura militar, cuando a pesar de las prohibiciones dibujó a Jorge Rafael Videla: "Fue el primer dibujo y abrió un camino de expresión. Yo miro las cosas que hice en esa época y pienso que es casi un milagro estar vivo", dijo en una entrevista el año pasado, donde también recordó que en una ocasión había sido "chupado" por un grupo parapolicial junto a otros colegas, y liberado unas horas más tarde.

Sábat era hijo del dibujante, periodista y escritor Juan Carlos Sábat Pebet y su abuelo fue Hermenegildo Sábat Lleó, quien se dedicó a la pintura y fue un popular caricaturista en su España natal. A lo largo de su extensa trayectoria, recibió numerosos premios internacionales: entre ellos el Moors Cabot de la Universidad de Columbia, el de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), que le entregó Gabriel García Márquez, y en 2017 el Konex de Brillante. Publicó una veintena de libros acerca de sus pasiones: la pintura, la música (en especial el jazz), la literatura y la actualidad argentina e internacional. Sus semblanzas gráficas de Borges, Piazzolla, Troilo y Louis "Satchmo" Armstrong, entre otros, son referencia ineludible en el arte de la caricatura del siglo XX.

Realizó numerosas exposiciones de dibujo, pintura y fotografía en el país y en el exterior. Las más notables fueron sus retrospectivas en el Museo Nacional de Bellas Artes (1997), el Museo Nacional de Artes Visuales (Montevideo, 1998), el Museo de Arte de San Pablo (1984) y el Museo de Arte Moderno de Río de Janeiro (1997). Sus trabajos fueron publicados en varios de los principales medios periodísticos y gráficos del mundo como The New York Times, L'Express y American Heritage, y en 1997 fue declarado Ciudadano Ilustre de Buenos Aires. En el 2003 fue nombrado Dr. Honoris Causa de la Universidad de Montevideo.

Junto a Quino, Garaycochea (fallecido pocas semanas atrás), Mordillo y Maradei, Sábat integró el Consejo del Museo del Humor, un grupo que colaboró y avaló la selección de cada uno de los personajes que componen el Paseo de la Historieta, un itinerario de 18 esculturas en el barrio de San Telmo con personajes entrañables como Mafalda, El Eternauta, Clemente, Matías y otros personajes de ficción. En 2017, Sábat fue homenajeado con una exposición retrospectiva en el Museo del Humor, que incluyó 100 obras de su actividad plástica, sus 20 libros ilustrados, y sus 50 años de periodismo gráfico.

Dejá tu comentario