Nación rechaza plan de pago de Santa Fe por deuda de $50 mil M

Edición Impresa

Asegura que esa provincia “nunca recibió más fondos” que durante el actual Gobierno.

El Gobierno nacional rechazó el reclamo de la provincia de Santa Fe para cobrar la deuda generada ante la retención indebida del 15 por ciento de la coparticipación federal por parte del Estado nacional, que presentó la semana pasada el gobernador Miguel Lifschitz pidiendo, además, que se actualice el monto adeudado a $50 mil M.

Ayer, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, dijo que desde la asunción del presidente Mauricio Macri "nunca" ese distrito "recibió tantos recursos de origen nacional". En una entrevista con radio Universidad, detalló que "Santa Fe recibía 19.000 millones de pesos en los primeros seis meses de 2015, y en los primeros seis meses de 2017 fueron transferidos desde el Gobierno nacional 36.000 millones de pesos, pasó de 19.000 a 36.000 en 18 meses de gestión".

Además, señaló que "también reciben obras, porque no sólo reciben recursos, que esperemos que el Gobierno (provincial) los transforme en obras que le cambien la vida a la gente, que se transforme en una mejora en la calidad de la educación, en la calidad de la prestación de los servicios, sino que también desde el Gobierno nacional hacemos obras en Santa Fe como nunca se hicieron".

"Nosotros somos respetuosos de la Justicia, la que estamos pagando desde el primer día de la asunción de Mauricio es la restitución del famoso 15% de la Coparticipación, les estamos pagando a tres provincias, Santa Fe, Córdoba y San Luis", agregó en relación con el fallo de la Corte Suprema que ordenó cesar con ese descuento.

Dijo además que al resto de las provincias se les está pagando "pero a lo largo de los próximos cuatro años" porque no hay más recursos.

"No tenemos más plata, porque si no lo haríamos antes, nosotros heredamos un Estado quebrado desde el punto de vista fiscal y financiero; en la medida en que tengamos los recursos vamos a pagar todas las deudas", concluyó.

De esta forma, el funcionario dejó claro que la Nación no tomará en cuenta la propuesta de Lifschitz, quien propuso que la Nación cancele la deuda con una transferencia de 15.000 millones de pesos en 24 cuotas mensuales, iguales y consecutivas de 625 millones, aplicando la tasa Badlar sobre el saldo, con vencimiento de la primera cuota en enero de 2018.

Se completa con la emisión y entrega de títulos públicos nacionales por un monto de 34.840 millones de pesos, teniendo en cuenta que éstos deberán pertenecer a especies con alto volumen de circulación en el mercado internacional, con períodos de amortización de hasta 40 años y admitiéndose nuevas emisiones en similares condiciones financieras.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario