Obligan por decreto a terminar paro

Edición Impresa

Neuquén - El gobernador Jorge Sapag endureció fuertemente su relación con el gremio docente y decidió decretar la reanudación de las clases al considerar a la educación como «un servicio público esencial».

La drástica medida está contemplada en el decreto 735/10 que se conoció el sábado a la noche y por el cual se obliga a una cantidad mínima de docentes necesarios para mantener las escuelas abiertas para que los alumnos puedan cumplir con la totalidad de la jornada escolar.

Hoy se entra en la undécima semana de paro consecutivo, con lo que la huelga adquiere una fuerte connotación ideológica que en el Gobierno ha sido comparado con el dogma revolucionario trostkista de «huelga general revolucionaria».

El Gobierno tampoco devolverá los días descontados por no trabajar, lo que provocó la reacción de los sectores ultras de la capital provincial frente a una posición moderada de los maestros del interior -Zapala, Cutral Co, Junín de los Andes, Andacollo, Plottier, Rincón de los Sauces, Senillosa y Picún Leufú- quienes se comprometían a retornar a las aulas si no se concretaban los descuentos.

Viernes y sábado estuvieron negociando funcionarios del Gobierno y representantes gremiales, al punto que el último día se firmó un acta-acuerdo donde la dirigencia de ATEN aceptaba la propuesta oficial de aumentar en diferentes porcentajes hasta cubrir un monto de 100 millones de pesos la escala salarial docente sobre la base de incrementos por puntos. Esta propuesta había sido aceptada en principio por el secretario general de ATEN, Marcelo Guagliardo y su adjunto, Pablo Grisón, pero luego fue rechazada en las asambleas gremiales.

El sindicato arrancó a principios del año lectivo escolar con un pedido de incremento salarial del 35 % y de ese reclamo no se bajó ante las distintas ofertas oficiales y, por el contrario, endureció la respuesta. Para el Gobierno el reclamo del gremio docente tiene una fuerte connotación política y excede la reivindicación salarial para insertarse en la pelea por la gobernación para 2011.

Sapag sostuvo que a la educación pública se le destinan 1.700 millones de pesos anuales mientras que de coparticipación sólo se reciben 1.450 millones.

Es que ATEN tiene una profunda vinculación política con el partido de los gremios estatales (UNE), donde se identifican desde corrientes del progresismo moderado de la CTA hasta expresiones de la ultraizquierda enrolados en sectores del Partido Obrero.

En este cuadro de situación político-gremial se analiza que la conducción de ATEN, especialmente sus dos máximos dirigentes -Guagliardo y Grison- estarían siendo rebasados por sectores ultras que han hecho de la confrontación con el Gobierno provincial y, fundamentalmente, el MPN como partido de gobierno, su «leiv motiv» político.

Para ello rememoran que Neuquén es el sexto año consecutivo que soporta paros docentes, sin distinción de quien ejerza la titularidad del Poder Ejecutivo: «Antes fue (Jorge) Sobisch y ahora le toca a Sapag», confió un veterano del emepenismo local. Por eso la respuesta de este último fue política e institucional, agotado ya de varias semanas de negociación sin ningún resultado y de la comprobación de un fuerte hartazgo por la falta de clases en importantes sectores de la sociedad local.

Llama la atención, sin embargo, la falta de actuación del Ministerio de Trabajo de la Nación que, pese al dictado de la Conciliación Obligatoria, no aplicó ninguna de las sanciones previstas en esa norma ante el rechazo del gremio de acatarla y que contempla medidas que van desde la aplicación de fuertes multas al sindicato, como la pérdida de su personería gremial y de las licencias gremiales para sus dirigentes.

A criterio de sectores internos del MPN, enrolados en el sobichismo, esto apunta a esmerilar la figura de Sapag para beneficiar presuntamente al tandem Guagliardo-Mansilla con el guiño de funcionarios del kirchnerismo nacional, que xabrevan en las inmediaciones del secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, quien deshoja la margarita si se lanza o no como candidato a gobernador por Neuquén para el próximo turno.

Hugo Morales

Dejá tu comentario