Paraguay, otra desilusión

Edición Impresa

Paraguay no logró confirmar en el juego su condición de favorito y cedió un empate sin goles ante Ecuador. Tuvo un arranque auspicioso, basado en un buen trabajo de Ortigoza y Barretto en el mediocampo, que le permitió ejercer un leve dominio y disponer de las primeras aproximaciones ante el arco rival.

Ecuador, que había manifestado dificultades para obstruir el juego paraguayo en la zona central, logró al promediar la etapa equilibrar el desarrollo y poco a poco logró acercar a sus hombres al área rival. En el complemento los dirigidos por Reinaldo Rueda insinuaron mayor atrevimiento en el inicio e incluso tuvieron un par de chances. Sin embargo, fueron los paraguayos los que se acercaron con más peligro.

Dejá tu comentario