17 de marzo 2016 - 00:00

“Paternoster”: terror con una trama interesante

Eduardo Blanco en el siniestro personaje que compone para “Paternoster”, de Daniel Alvaredo.
Eduardo Blanco en el siniestro personaje que compone para “Paternoster”, de Daniel Alvaredo.
"Paternoster" (íd., Argentina, 2015). Dir.: D. Alvaredo. Int.: E. Blanco, A. Salonia, H. Calori, I. Balsa. 

Este film de terror cuenta los pormenores de un extraño pacto satánico. Extraño, sobre todo porque el que firma el pacto no es consciente del acuerdo, y en realidad es una víctima inocente. Esto en verdad es uno de los problemas argumentales de una película que no deja de tener detalles interesantes y originales. Eduardo Blanco es un fotógrafo que al principio de la historia hereda una casilla de pesca en un lugar cuyo solo nombre resulta ominoso, la Laguna de las Ánimas. El protagonista está obsesionado con tener un hijo, y otro embarazo perdido por su esposa (Adriana Salonia) lo deprime y apura a estar solo, para lo que aprovecha una excursión a reconocer la casilla que heredó.

El sitio tiene algunas características oscuras, sobre todo en relación a un siniestro personaje que es luego el encargado de ir derivando las actitudes del protagonista hacia el lado más diabólico de la historia. El asunto es que al regreso de la laguna el fotógrafo ve con sorpresa, pero alegría, que su mujer en realidad no había perdido el embarazo, y por lo tanto él se dedica a cuidarla con una obsesión casi insoportable, que luego se va desquiciando más y más hacia lo criminal.

Durante la primera parte, el director consigue contar las cosas de una manera directa, provocando auténtico interés, con un uso muy apropiado de las imágenes de la laguna siniestra y las actuaciones, a quienes se suma un siniestro Héctor Calori. Pero a medida que avanza la acción esa contundencia se pierde, y ciertas fisuras de la historia se van haciendo notar. "Paternoster" es una película interesante que daba para más.

D.C.

Dejá tu comentario