La cárcel, destino común para los expresidentes

Edición Impresa

Lima - El suicidio de Alan García es el último capítulo, y el más trágico, de una historia de medidas judiciales vinculadas con presuntos hechos de corrupción que han tenido como protagonistas a cinco ex presidentes de Perú en los últimos 20 años.

Los otros casos son los de Alberto Fujimori, Alejandro Toledo, Ollanta Humala y Pedro Pablo Kuczynski.

Fujimori, quien condujo el país desde 1990 a 2001 y que cumple una condena por violaciones de los derechos humanos y corrupción, había sido liberado por el expresidente Kuczynski gracias a un indulto en la Navidad de 2017, pero fue nuevamente arrestado en octubre del año pasado después de que la Justicia peruana anulara esa gracia presidencial.

Toledo, que gobernó el país entre 2001 y 2006, es un fugitivo de la Justicia peruana desde 2017, y actualmente vive en Estados Unidos.

Hace dos años, la fiscalía lo acusó de haber recibido dinero de la empresa brasileña Odebrecht para favorecerla en una licitación. El mes pasado, Toledo fue arrestado en California, pero fue liberado pocas horas después.

En tanto, Alan García, que cumplió dos mandatos (1985-1990 y 2006-2011), se suicidó ayer, disparándose en la cabeza en su vivienda durante un operativo de la policía para arrestarlo.

La medida de detención fue emitida por su relación con la empresa brasileña Odebrecht, que, presuntamente, también aportó dinero para su campaña electoral de 2006. La Justicia le había prohibido dejar el país en noviembre último.

Ollanta Humala (presidente desde 2011 a 2016) es actualmente investigado junto a su esposa, Nadine Heredia, por lavado de dinero. La pareja es acusada de haber recibido 3 millones de dólares de la constructora brasileña para la campaña de 2011, la que lo llevó al poder.

Humala y su esposa pasaron más de 300 días bajo detención preventiva entre julio de 2017 y abril de 2018, cuando la Corte Constitucional ordenó su liberación, pero las acusaciones permanecen.

Pedro Pablo Kuczynski, quien gobernó Perú entre 2016 y 2018, fue arrestado el pasado miércoles en el marco de la investigación “Lava Jato” por delitos de corrupción, presumiblemente cometidos durante su mandato como ministro del expresidente Toledo. La fiscalía solicitó 36 meses de detención preventiva.

Agencias ANSA y Reuters

Dejá tu comentario