Pocos negocios y mucho respeto por el Dow

Edición Impresa

Wall Street cerró ayer con una leve tendencia vendedora tras cuatro sesiones consecutivas de ganancias. Pareció acabarse el combustible y, ante la ausencia de datos relevantes, el Dow perdió un 0,18 por ciento, a 10.383 puntos; el S&P 500, un 0,10 por ciento; y el NASDAQ, un 0,08 por ciento. Para los analistas, el nivel alcanzado por el Dow genera mucho respeto, ya no por el fuerte rebote desde mínimos, sino porque creen estar ante la puerta de una nueva zona de resistencia para volver a caer con fuerza. Sin embargo, los inversores se mantuvieron al margen. Todo parece indicar que el mercado espera alguna referencia de peso. En tal sentido, será clave la presentación de Ben Bernanke ante el Congreso mañana y el jueves, donde los analistas intentarán buscar referencias para vislumbrar qué dirección tomará la Bolsa.

Acuerdo aprobado

En el sector financiero (hubo subas promedio del 1,1%), un juez aprobó el acuerdo extrajudicial entre Bank of America (+2,1%) y la SEC. El banco pagará 150 millones de dólares a la Comisión de Valores para cerrar el caso relacionado con su compra de Merrill Lynch.

En otros movimientos corporativos, Schulumberger (-3,7%) pagará 11.340 millones de dólares en acciones para adquirir su rival Smith International (+8,8%). Asimismo, Thermo Fisher Scientific (-2,3%) ofreció u$s 6.000 millones para adquirir Millipore (+22,4%), según fuentes citadas por Bloomberg.

En cuanto a resultados, el contratista Quanta Services (+7,7%) se disparó tras publicar cifras mejores de lo esperado, mientras que la empresa de bricolaje Lowes (-0,3%) superó el consenso pero ha publicado una previsión de beneficios peor de lo esperado.

Como factor claramente negativo, Campbell Soup (-1,3%) dijo que sus ventas de sopa siguen siendo débiles en los Estados Unidos y registró una caída del 2% en volúmenes, por lo que recortó su previsión anual de crecimiento en ventas.

Dejá tu comentario