Por el “blue”, crece la demanda de Ferrari

Edición Impresa

Una ganga. Los argentinos interesados en comprar el nuevo modelo de Ferrari que se presentó el martes en el Salón de Ginebra en Suiza, con un precio estimado de 1,2 millón de euros para el mercado europeo, se pueden ahorrar unos u$s 720.000 gracias a la brecha entre el cambio oficial y el paralelo. Según el representante local de la marca, el efecto "blue" está provocando una demanda mayor que la esperada tanto para este producto como para el resto de la gama.
El beneficio que pueden obtener los pudientes compradores de este modelo es muy atractivo con sólo realizar la operación de vender sus dólares billetes en el mercado informal y pagar en pesos al cambio oficial el flamante producto de la fábrica de Maranello del que se producirán sólo 499 unidades.
El mecanismo es sencillo aunque no exento de cierto riesgo, ya que implica la ilegalidad de vender la moneda estadounidense en el mercado negro o, en todo caso, contar en blanco con los pesos equivalentes para hacerlo.
Se estima que en la Argentina este superdeportivo (denominado La Ferrari y que alcanza una velocidad de 350 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en sólo 3 segundos) costará unos u$s 2 millones que al cambio oficial representan unos $ 10 millones. Para cubrir esa cifra, se requieren alrededor de u$s 1.280.000 "blue", es decir u$s 720.000 menos que los u$s 2 millones al cambio oficial de $ 5 por dólar.
"En los últimos meses tuvimos un fuerte aumento de la demanda por nuestros productos y, especialmente ahora, para el modelo que se acaba de presentar en Europa, ya tuvimos unas 20 consultas. El tema del 'blue' sin duda tiene que ver con esta situación", explicó Julio De Marco, presidente de Módena Auto Sport, representante de Ferrari en la Argentina.
El problema es que no todos los interesados van a quedar satisfechos ya que para la Argentina se destinarán sólo dos unidades de las 499 que se producirán en Italia.
Además, el sistema para la compra de esta Ferrari no es simple. El representante local debe enviar la solicitud del interesado para que se apruebe en la casa central de Maranello. El método es selectivo. Tienen prioridad quienes hayan adquirido un modelo anterior de la zaga como la Ferrari Enzo. Entre ellos figura Gregorio Pérez Companc. En caso de desistir estos selectos miembros del club, se les ofrecerá la posibilidad a otros compradores de la marca.
Según estimó De Marco, en la Argentina hay unos 200 propietarios de modelos del Cavallino Rampante. Desde los clásicos como la Testarrosa hasta los más actuales.

Dejá tu comentario