Por la restauración

Edición Impresa

Unas mil personas del movimiento ultraconservador Tea Party protestaron ayer en Washington contra Barack Obama, llamándolo «marxista» y acusándolo de erosionar las libertades y el «estilo de vida estadounidense». Los manifestantes fustigaron la reforma sanitaria aprobada recientemente por el Congreso. La protesta fue la última de una serie convocada en todo el país por ese movimiento, que reclama un urgente recorte del gasto público y los impuestos.

Dejá tu comentario