12 de diciembre 2011 - 00:00

Precio de los alimentos, con una leve baja

Los cereales mueven la balanza del precio mundial de los alimentos.
Los cereales mueven la balanza del precio mundial de los alimentos.
El precio de los alimentos se mantuvo prácticamente sin cambios durante el mes pasado y en comparación con octubre, mostrando un 10% por debajo del nivel máximo alcanzado en febrero pasado, pero un 1% por encima del nivel de doce meses atrás. Así lo informó ayer desde Roma la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Se indicó que los precios de los cereales, uno de los principales productos básicos incluidos en el índice de precios alimentarios de la FAO, descendió un 1% con respecto a octubre. Este retroceso se debió en gran parte a los precios del trigo, que cayeron un 3%, mientras la cotización del arroz descendió ligeramente y los precios de los cereales secundarios permanecieron prácticamente iguales.

Con todo, el índice de precios de los cereales seguía estando 6 puntos por encima de un año atrás, destacó el informe trimestral de la FAO «Perspectivas de cosechas y situación alimentaria».

Según el organismo internacional, a la presión a la baja sobre los precios de los cereales contribuye la notable revisión al alza de las previsiones del suministro mundial de cereales para 2011/2012.

Ello se debe a las mejores perspectivas de cosechas en algunos países de Asia y en la Federación de Rusia, que cuenta con mayores reservas que las previstas.

Otros factores incluyen las peores perspectivas de la economía mundial y la fortaleza del dólar estadounidense.

El informe confirma el nivel récord de la producción mundial de cereales, con 2.323 millones de toneladas en 2011, ligeramente superior a la prevista en octubre y un 3,5% superior a la producción de 2010.

«Con este nivel, la cosecha de cereales de 2011 debería ser suficiente para cubrir el incremento previsto de la utilización en 2011/12 y también permitir una moderada recuperación de las reservas mundiales», según la FAO.

Entre los cereales, se espera que la producción mundial de trigo aumente un 6,5%, mientras las previsiones para los cereales secundarios y el arroz cayeron ligeramente, debido a un ajuste a la baja del maíz en EE.UU. y el deterioro de las perspectivas para el arroz en Indonesia.

El total de la utilización de cereales en 2011/2012 se situaba en 2.310 millones de toneladas, un 1,8% más que en 2010/2011.

«Un aspecto para destacar es la fuerte suba del 8% en el uso del trigo como pienso para animales, debido a su precio competitivo en comparación con los cereales secundarios, en particular con el maíz», remarcó la FAO. El informe añadió que la previsión para las reservas mundiales finales de cereales al cierre de las temporadas en 2012 se elevó en casi cinco millones de toneladas con respecto al mes pasado, hasta alcanzar los 511 millones de toneladas. En este nivel, las reservas mundiales serán de 10 millones de toneladas más que en el pasado año, y el coeficiente reservas/utilización se incrementará ligeramente, hasta un 22%.

Dejá tu comentario