Presupuesto 2019: Gobierno cede y logra dictamen

Edición Impresa

El oficialismo dará marcha atrás o recalculará -según el caso- sobre Ganancias, plus patagónico y pícaras atribuciones extra a la Jefatura de Gabinete para gastos corrientes, entre otras cuestiones.

Después de semanas de ladridos opositores, Cambiemos comenzó a ceder en algunos puntos del Presupuesto 2019 y reforzó los delicados acuerdos políticos macro para contar el año próximo con una ley de gastos con equilibrio fiscal primario. El oficialismo anunció ayer que dará marcha atrás o recalculará -según el caso- sobre Ganancias, plus patagónico y pícaras atribuciones extra a la Jefatura de Gabinete para gastos corrientes, entre otras cuestiones. Veamos:

*El "plus patagónico" en jubilaciones y asignaciones no será modificado, por lo que deberán eliminarse del dictamen los artículos 125, 126, 127 y 128 del proyecto enviado por el Ejecutivo. "Quizá no sea el momento o el lugar, pero es una discusión que en algún momento tendremos que dar en aras de la equidad", señaló el escurridizo titular de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja, Luciano Laspina (Santa Fe). En ese sentido, agregó que "no existe" correlación en distritos sureños beneficiados en comparación con los del norte, quienes tienen peores índices de Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI).

Ganancias. "Coincidimos en la necesidad de postergar esta discusión para más adelante y no afectar a trabajadores que pasan por una situación delicada", aseguró Laspina, que aclaró que "se han ido acumulando exenciones a lo largo del tiempo" y que "es legítimo dar el debate".

De esta manera, quedarán descartados los artículos 86 y 87 de la iniciativa. El primero habla de la no aplicación de la exención o deducción, total o parcial, de conceptos como "gastos de representación, viáticos, movilidad, bonificación especial, protocolo, riesgo profesional, coeficiente técnico, dedicación especial o funcional, responsabilidad jerárquica o funcional, desarraigo y cualquier otra compensación de similar naturaleza, cualquiera fuere la denominación asignada".

La normativa presentada por el Ejecutivo también menciona: "Los distintos conceptos que bajo la denominación de beneficios sociales y/o vales de combustibles, extensión o autorización de uso de tarjetas de compra y/o crédito, vivienda, viajes de recreo o descanso, pago de gastos de educación del grupo familiar u otros conceptos similares sean otorgados por el empleador o a través de terceros a favor de sus dependientes o empleados, se encuentran alcanzados por este impuesto, aun cuando no revistan carácter remuneratorio a los fines de los aportes y contribuciones al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) o regímenes provinciales o municipales análogos".

El artículo 8 que envió el Ejecutivo reza: "Autorízase al jefe de Gabinete de Ministros (...) a introducir ampliaciones en los créditos presupuestarios aprobados por la presente ley y a establecer su distribución en la medida en que ellas sean financiadas con incremento de fuentes de financiamiento originadas en préstamos de organismos financieros internacionales y/o Estados Extranjeros". El temor opositor por la utilización de esos fondos para gastos corrientes y sin control obligó a Laspina a adelantar un cambio para especificar ese mecanismo, ya que algunos fondos podrían destinarse a transferencias sociales.

Fondeo de cajas previsionales de las provincias. El oficialismo reconoció un error en el artículo 69 y Laspina expresó que "no se puede borrar con el codo lo que se escribió con la mano". Ese punto será modificado y el legislador pidió al peronismo que "acerque" una propuesta para remendar este asunto.

Cooperativas y mutuales. Se aliviará el intento de aplicar Ganancias para dejar fuera del impuesto a las pequeñas y medianas.

Módulo electoral (artículo 100). Laspina deslizó la posibilidad de subirlo de $8,5 a $12 "si hace falta".

Artículo 53. La furia opositora se da por la sustitución del artículo 65 de la Ley de Administración Financiera para que el Ejecutivo pueda -Congreso delegaría- realizar "operaciones de crédito público para reestructurar la deuda pública" con mira en "las condiciones imperantes del mercado financiero".

El artículo actual de la ley marca que el Ejecutivo "podrá realizar operaciones de crédito público para reestructurar la deuda pública" en la medida en que "ello implique un mejoramiento de los montos, plazos y/o intereses de las operaciones originales". En las últimas semanas, tanto funcionarios como legisladores explicaron que deben darse dos de esas tres condiciones. Ayer, Laspina sostuvo: "Escucho propuestas, pero lo que hay ahora no sirve".

Críticas

Después de enumerar los pedidos de modificaciones al articulado, el peronista Diego Bossio disparó: "Aún no conocemos el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, por eso pido que el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, venga con lo que va a aprobar el Estado tras el perdón que le dieron por no cumplir las metas iniciales".

Por su parte, la espada cristichavista Axel Kicillof dijo: "Lo que no puede pasar es que un Presupuesto esté en contra de la realidad del momento. Ya ocurrió el año pasado con la inflación. Pero votar algo que es irreal en el momento mismo de la votación es una burla al Congreso".

Sobre una eventual convocatoria al flamante titular del Banco Central, Guido Sandleris, Laspina respondió que evaluará una citación para las próximas semanas, de manera conjunta, entre las comisiones de Presupuesto y Finanzas de Diputados y de Presupuesto y Economía del Senado. Fundamentó su postura en lo que marca la Carta Orgánica de la entidad monetaria.

Dejá tu comentario