Quitan la firma de los gremios en los Repro a empresas en crisis

Edición Impresa

• QUEJAS A SICA TRAS UNA MOVILIZACIÓN DE SINDICATOS INDUSTRIALES DE LA CGT
Una resolución de Producción inquietó a los dirigentes del sector industrial por quitarles la posibilidad de negociar con las empresas los subsidios a los salarios de hasta $8.000 por cada trabajador.

La CGT sumó un elemento de fastidio con el Gobierno con la flexibilización de las condiciones para el otorgamiento de los subsidios Repro a las empresas en crisis. Una resolución del Ministerio de Producción y Trabajo eliminó el requisito de la firma de los sindicatos y lo puso en manos de las comisiones internas de delegados de las compañías. Una delegación de sindicalistas le comunicó ayer el rechazo al a normativa al ministro Dante Sica durante una reunión al cabo de la marcha de gremios industriales a la sede de esa cartera.

En la interpretación del sindicalismo tradicional la resolución aparece como una mini reforma laboral por reducir el nivel de la negociación colectiva a su expresión primaria, en este caso los delegados. Una bandera central de la CGT es el sostén en el mayor nivel usualmente un sindicato o federación de orden nacional- todos los resortes de una discusión con el sector empresario, sea salarial, de condiciones de trabajo o bien, como en este caso, de la administración de una crisis.

Sica recibió ayer a una veintena de dirigentes de gremios industriales o de organizaciones relacionadas con ellos luego de una marcha a Producción, en Diagonal Sur al 600. A la cabeza se encontraba Héctor Daer, del ahora dúo de líderes de la CGT y del sindicato de Sanidad, junto a Antonio Caló y otros tres dirigentes metalúrgicos de la UOM; Hugo Benítez (textiles), Héctor Amichetti (gráficos), Agustín Amicone (calzado), Luis Cáceres (ladrilleros), Juan Martini (tabacaleros), Walter Correa (curtidores), Abel Frutos (panaderos) y Rodolfo Daer (alimentación), entre otros.

Los dirigentes le entregaron un petitorio con ocho puntos entre los que figuran un sostén a los puestos de trabajo en la actividad industrial, cierre a las importaciones y protección a la producción local y otros de índole más genérica como un plan de viviendas, refuerzo a salarios, jubilaciones y planes sociales, financiamiento educativo y vuelta atrás con el tarifazo. También, según funcionarios y gremialistas, se habló sobre la normativa relacionada con los Repro.

Lo llamativo es que anoche desde Producción y Trabajo confirmaban que ese tópico había sido tratado en la reunión pero ningún funcionario sabía decir el número de la resolución ni su contenido completo. Apenas ratificaron que el eje era la flexibilización de las condiciones para el otorgamiento del beneficio, que contempla el pago de parte del salario de una empresa en crisis (un monto variable de hasta $ 8.000 por cada trabajador) a cargo del Estado.

En la cartera de Sica y cerca del secretario de Gobierno de Trabajo, Jorge Triaca, alegaron que se trataba de un mecanismo para agilizar el otorgamiento de los Repro en casos de empresas con dificultades transitorias para pagar la nómina salarial. Desde la CGT, en cambio, temían que su aplicación indiscriminada terminara por empoderar a comisiones internas y a delegados de izquierda que no respondiesen a las directivas de los gremios formalizados de acuerdo a la ley de Asociaciones Sindicales vigente.

Durante el encuentro con los dirigentes, el ministro los invitó a "trabajar en conjunto" y también convocar "al sector empresario para analizar no sólo los temas de coyuntura sino también los de largo plazo" al tiempo que coincidió con parte de los reclamos al señalar que "lo más importante para el Gobierno es mantener los puestos de trabajo y generar empleo de calidad". "Es necesario establecer un canal de diálogo y una agenda de trabajo permanente", invitó Sica.

Dejá tu comentario