8 de septiembre 2009 - 00:00

Radiodifusión: 300 anotados debaten la ley ya definida

Manuel Baladrón, Agustín Rossi
Manuel Baladrón, Agustín Rossi
Arrancará hoy en Diputados una maratón de tres días de audiencias que poco aportarán a esclarecer el debate por la nueva ley de sistemas de comunicación audiovisuales. Allí se debatirá desde las 9 hasta la 16 el proyecto que llegará al recinto la semana próxima. Desde el comienzo, entonces, lo que discutan en el Auditorio de Diputados organizaciones no gubernamentales (desde Abuelas de Plaza de Mayo hasta entidades barriales), profesionales, periodistas y cualquier vecino que hasta anoche se haya anotado para hablar en la lista que se abrió al público en la Comisión de Comunicaciones y que tuviera ideas que aportar sobre el futuro de los medios en el país. Hasta ayer superaban los 300 inscriptos.

Pero toda la catarata de discursos que se escucharán poco influirá en el dictamen del proyecto oficial que el kirchnerismo quiere emitir el viernes para debatir en una semana en el recinto.

Las audiencias servirán para que cada grupo fije posición, en una batalla que demorará horas. La izquierda, el PRO, organismos de derechos humanos, militantes universitarios, enemigos de los grupos de medios, el radicalismo, la Coalición Cívica y algunos diputados se cruzarán allí durante horas.

La idea de realizar las tres audiencias públicas (la oposición había pedido 7 en todo el país de acuerdo con lo aprobado en la Comisión de Libertad de Expresión) fue votada la semana pasada en el plenario de comisiones que también integran Presupuesto y Hacienda y Comunicaciones. Allí se estableció que tendrían derecho a participar todos los sectores sociales, ONG y representes de pueblos originarios.

El lugar de encuentro será el Auditorio de Diputados. Desde el COMFER que comanda Gabriel Mariotto ya anunciaron que la lista de anotados para hablar es más que extensa, por lo que esperan horas de discursos de todo tipo.

La idea del kirchnerismo es pasar las audiencias públicas y llegar al viernes con un dictamen de comisión. De hecho, ayer Mariotto confirmó que las instrucciones del Gobierno son aprobar la nueva ley de radiodifusión antes del 10 de diciembre, cuando se produzca el recambio de diputados y senadores y el oficialismo quede en minoría frente a toda la oposición. En las audiencias, además del proyecto presentado por Cristina de Kirchner, se debatirán las propuestas presentadas por el resto de los partidos, algo que será una mera formalidad ya que en realidad sólo se encuentra con posibilidades de avanzar el proyecto kirchnerista.

Las tres audiencias públicas estarán conducidas por el presidente de la Comisión de Comunicaciones, el kirchnerista pampeano Manuel Baladrón, y de acuerdo con lo estipulado por la reglamentación, el tiempo asignado a cada expositor no podrá exceder los 10 minutos.

«Las audiencias estarán regidas por un reglamento preexistente, que fue elaborado en 2001 por el Gobierno de la Alianza, y que ya fue utilizado en otras oportunidades», explicó ayer el kirchnerista Agustín Rossi.

La inscripción para participar de esas audiencias comenzó el viernes pasado y cerrará hoy a la hora del comienzo de la primera audiencia.

Mientras tanto, se confirmó que el Gobierno ya está redactando los cambios al proyecto que negoció con los bloques aliados que acompañarán al kirchnerismo con el voto a favor. Un grupo de diputados oficialistas trabajaba anoche en el análisis de los cambios al articulado. Como se anticipó, esas modificaciones incluyen retoques en los artículos que fijan la conformación y las funciones de la nueva autoridad de aplicación de la ley, mayores controles al ingreso de las empresas telefónicas al mercado de la comunicación audiovisual y un cambio en la redacción del artículo que fija una revisión de las condiciones de otorgamiento de las licencias en virtud de las nuevas tecnologías de transmisión que se apliquen y que generó acusaciones de la oposición por la posibilidad de revisar cada dos años licencias de radiodifusión que fueron otorgadas por 10 años.

Dejá tu comentario