Rebelión en Santa Cruz: evalúan convocar gendarmes

Edición Impresa

Santa Cruz - Efectivos policiales de ocho de las catorce localidades de la provincia natal de Néstor Kirchner mantenían ayer un autoacuartelamiento por segundo día consecutivo en reclamo de una mejora salarial del 30%, e incluso amenazaron con extender la protesta hasta el próximo viernes.

Sus pares de Río Gallegos, en cambio, aceptaron la recomposición de sueldo ofertada el lunes por el gobernador justicialista Daniel Peralta y desistieron de la medida.

«Tenemos previsto convocar a la Comisión de Seguridad Interior y vamos a salir a suplantar la labor de la Policía de la provincia con otras fuerzas para garantizar la seguridad de la población», afirmó ayer el ministro de Gobierno, Carlos Barreto.

Sin embargo, anoche fuentes oficiales aseguraron que no se había avanzado aún en una convocatoria de ese tenor, por caso, a Gendarmería.

También le bajaron el tono a la protesta y sostuvieron -en base a informes elevados por intendentes del oficialismo- que el acatamiento fue «mínimo» en el interior.

Postura

Según trascendió, ayer no hubo una nueva propuesta salarial por parte de Peralta, quien mantuvo así sus dichos en torno a que sólo evaluará la posibilidad de otra recomposición entre julio y agosto, si las finanzas locales lo permiten.

En el Gobierno santacruceño entienden, además, que la protesta es fogoneada por dirigentes opositores y dirigentes gremiales con una intención desestabilizadora.

En tanto, en la vereda policial, fuentes del sector aseguraron que la protesta se sentía anoche con especial fuerza en localidades del norte -caracterizado por la conflictividad social-, con epicentro en Caleta Olivia, Las Heras, Pico Truncado, Río Turbio, 28 de Noviembre y Comandante Luis Piedra Buena.

Efectivos en rebeldía aseguraron ayer que sólo mantienen «guardias mínimas» y admitieron que el vital servicio de la seguridad pública está claramente menguado.

Debido a la medida de fuerza, algunos bancos del interior debieron suspender la atención al público.

En Caleta Olivia, por la mañana se produjo una protesta espontánea de los vecinos, ante el hecho de que por segundo día consecutivo encontraron cerradas las puertas del Banco Santa Cruz, que paga el salario del 70% de la población.

En la tarde del lunes, el Gobierno provincial dio a conocer el decreto Nº 520, por el cual otorgó una recomposición salarial de 558 pesos a la Policía, basada en la modificación del «valor punto» y del «Adicional por Mayor Riesgo».

De acuerdo con los nuevos salarios, el agente recién ingresado pasa de cobrar 3.200 pesos a entre 4.000 y 4.300 pesos, según las cargas sociales, mientras que también se adecuará la escala hacia los efectivos de mayor rango y antigüedad.

Dejá tu comentario