4 de septiembre 2009 - 00:00

Retenciones: Gobierno pierde $ 10.000 M

Juan Carlos Pezoa
Juan Carlos Pezoa
La recaudación impositiva de agosto (subió un 4,1%) resultó finalmente mejor de lo esperado por el Ministerio de Economía.

Sin embargo, en la planilla oficial presentada el miércoles, surge un dato más que preocupante que el Gobierno debería tener en cuenta: los ingresos del capítulo «de-rechos de exportación», donde se computa lo proveniente de las retenciones a la soja, tuvo en agosto su peor mes del año, con un total de $ 2.259 millones. Esto implica una caída del 15,2% contra julio de 2009 y del 42,3% frente a agosto del año pasado.

Proyecciones

En lo que va de 2009, el Gobierno consiguió por los ingresos que gravan las exportaciones, unos $ 20.866 millones, un 12,1% menos que lo obtenido en 2008. Las proyecciones para todo el año son ahora de un total de recaudación por este concepto de no más de $ 26.000 millones.

Si se cumpliera esta proyección, en el año se perderían $ 10.000 millones en ingresos por retenciones. Sería, además, la primera vez, desde que se gravan los productos primarios, que el Gobierno recaudaría menos que en el ejercicio anterior.

Para tener una idea del impacto de este dato, en 2008, año del conflicto con el campo y de la caída de los precios internacionales del commodity, los ingresos del capítulo derechos de exportación subieron un 76,3% contra 2007. Entre 2007 y 2006, el alza había sido de casi 40%.

Según fuentes del Ministerio de Economía, la principal causa de la baja en la recaudación de las retenciones, es la caída en el precio de la soja, variable que ayer tampoco dio buenas noticias (ver aparte).

Siembra

A la versión oficial que apunta a la caída de recaudación por la baja del precio, hay que sumarle la caída en las liquidaciones por la crisis del campo por la sequía, la caída en la producción global y los sucesivos paros que durante el año viene concretando la Mesa de Enlace. En estos días además los productores están decidiendo el volumen de la siembra para el ejercicio 2010, un cálculo que se hace siempre teniendo en cuenta el balance del año anterior. Si éste es positivo, las proyecciones de inversión también. Si es negativo, el nivel de inversión también lo será.

Para el Gobierno la preocupación es doble. Además de la pérdida de recaudación, que afectan a las proyecciones de ingresos para todo el año; la Secretaría de Hacienda de Juan Carlos Pezoa calcula lo que se obtendrá por retenciones para 2010 a partir de un precio de la soja proyectada hacia fin de año con los números actuales. La primera visión oficial era que se podía tener en cuenta un valor no menor a los 420 dólares la tonelada. Si la tendencia continúa, en el mejor de los casos Hacienda deberá hacer sus recálculos, y medir la recaudación de las retenciones con un nivel no mayor a los u$s 400 la tonelada.

Con la caída de los ingresos por retenciones, no sólo pierde la Nación. Desde el primer trimestre de 2009, el 30% de lo recaudado se coparticipa con las provincias. En momentos en que las provincias están en serias dificultades fiscales, la baja en una de las pocas concesiones que el Ejecutivo nacional les hizo, es una noticia pésima.

Dejá tu comentario