22 de abril 2013 - 00:00

River promete seguir dando pelea

Manuel Lanzini festeja con todo su gol, mientras Juan Iturbe lo quiere abrazar. River ganó en Mendoza y sigue en la lucha por el título.
Manuel Lanzini festeja con todo su gol, mientras Juan Iturbe lo quiere abrazar. River ganó en Mendoza y sigue en la lucha por el título.
River ganó un partido muy importante para seguir en la lucha por el campeonato y espera que hoy Unión le dé una mano para quedar a dos unidades de la punta.

Ganó gracias a un error arbitral y otro del arquero Ibáñez, pero sumó tres puntos de visitante que sirven para alimentar la ilusión ante un Godoy Cruz que pagó muy caros estos dos detalles, ya que le jugó de igual a igual.

El partido fue de ida y vuelta y muy entretenido, con muchas situaciones de gol.

Los dos jugaron al ataque, sin especular y por eso hubo muchas situaciones de gol en los dos arcos.

Facundo Castillón fue un problema sin solución para la defensa de River, por su velocidad, y del otro lado, el Chino Luna peleaba con toda la defensa y Lanzini e Iturbe mostraban su habilidad.

Sin embargo, el gol de la apertura llegó de un grosero error del árbitro Néstor Pitana, que vio penal en una infracción de Sigali al Chino Luna, que fue afuera del área.

A Manuel Lanzini no le importó y convirtió con mucha categoría desde los 12 pasos.

La alegría le duró sólo 3 minutos a River y el empate lo logró Facundo Castillón, que esta vez no falló (ya había marrado dos) ante la salida de Barovero.

En el segundo tiempo, el partido siguió en el mismo tono, pero a los 8 minutos, ante un centro de Lanzini, Ibáñez salió mal y la pelota lo sobró, le pegó en un muslo al colombiano Eder Álvarez Balanta, que entraba por detrás del arquero, y se convirtió en el gol del triunfo.

Godoy Cruz no se dio por vencido y siguió buscando el empate con mucho ahínco y con pinceladas de calidad que le daba el "Mago" David Ramírez, mientras que River optó por el contraataque con Manuel Lanzini de lanzador y también tuvo sus posibilidades de marcar un tercer gol.

Así las cosas, el resultado fue incierto hasta el final, por lo que el partido no perdió interés, ni emoción.

Para River fue un triunfo clave, porque lo deja luchando por la punta, y para Godoy Cruz una derrota de local, después de muchas fechas, pero demostró que es un equipo bien estructurado que le puede dar pelea a cualquiera. Ramón Díaz esta vez no se subió a la euforia del éxito y pidió calma, porque falta mucho.

Dejá tu comentario