Rusia-gate: más revelaciones agravan la hemorragia de Trump

Edición Impresa

El FBI señala a Carter Page, asesor en asuntos internacionales. Se sospecha que fue directamente reclutado como agente por el Gobierno de Vladímir Putin.

Washington - El FBI cree que un exasesor de campaña de Donald Trump estaba "colaborando" con Rusia mientras el Gobierno de ese país trabajaba para influir en las elecciones presidenciales de 2016, revelaron documentos secretos entregados a la prensa estadounidense.

El presidente de Estados Unidos respondió ayer calificando las escuchas telefónicas a su exasistente como parte de una conspiración partidista e "ilegal" porque parte de las informaciones manejadas por la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) provinieron de fuentes demócratas.

"Se podría decir cada vez más que la campaña presidencial de Trump fue ilegalmente espiada (vigilada) para que obtuviera beneficios políticos la deshonesta Hillary Clinton", escribió en Twitter el presidente, sin brindar más detalles al respecto.

Carter Page, asesor en política exterior del equipo de Trump durante la campaña de 2016, es mencionado directamente en un documento del organismo encargado de controlar la vigilancia de los espías, la Foreign Intelligence Surveillance Court, fechado en octubre de 2016, según publicó el diario The New York Times.

"El FBI piensa que Page fue objeto de reclutamiento por parte del Gobierno ruso", señala el texto escrito por un funcionario de la Policía Federal estadounidense.

La publicación de este informe se produjo un poco más de una semana después de que el fiscal especial encargado de investigar las injerencia del Kremlin en los comicios estadounidenses inculpara a doce agentes de inteligencia rusos por haber pirateado computadoras del Partido Demócrata.

La vigilancia a Carter Page en el marco del llamado "Rusia-gate" se había convertido en febrero pasado en objeto de una fuerte rivalidad entre demócratas y republicanos en el Congreso.

Los republicanos redactaron una nota en la que sostenían que el FBI basaba la vigilancia a Page en una misión financiada por el Partido Demócrata y el equipo de campaña de Hillary Clinton.

Desafiando al director del FBI y al Departamento de Justicia, Trump desclasificó entonces esta nota de cerca de cuatro páginas, que se apoyaba en el documento ahora revelado.

Reacción

La Casa Blanca bloqueó en un primer momento la publicación de una contranota proveniente de los demócratas, según la cual la vigilancia a Carter Page "estaba fundada en pruebas irrefutables y en un motivo razonable".

The New York Times informó que un juez aprobó el documento inicial de vigilancia telefónica, una autorización ratificada posteriormente en tres oportunidades por otros magistrados.

En el documento, redactado un mes antes de la victoria de Trump, el FBI dice creer que "los esfuerzos del Gobierno ruso son coordinados con Page y tal vez con otros individuos asociados a la campaña del Candidato número 1", en referencia al postulante republicano.

"Page estableció relaciones con funcionarios del Gobierno ruso, incluidos agentes de inteligencia", agrega el texto. Carter Page, que hasta ahora no fue inculpado, dijo ayer a la cadena CNN: "No, nunca he sido un agente de un poder extranjero".

Agencias AFP y Reuters.

Dejá tu comentario