13 de diciembre 2010 - 00:00

Sabella: “La gloria no tiene precio”

Alejandro Sabella se abraza con su ayudante de campo Julián Camino y con el presidente del club, Rubén Filipas.
Alejandro Sabella se abraza con su ayudante de campo Julián Camino y con el presidente del club, Rubén Filipas.
La historia cuenta que allá por 1967, el técnico Osvaldo Zubeldía terminó de cohesionar un equipo (donde brillaban Carlos Bilardo, Juan Ramón Verón, Oscar Malbernat, Raúl Madero, Oscar Pachamé, Eduardo Manera, Marcos Conigliaro, entre otros) que el 6 de agosto de ese año, en la final del torneo jugado en el Viejo Gasómetro de la avenida La Plata, derrotó a Racing Club por 3-0 y conquistó el primer Campeonato Metropolitano de la historia.

Así, el «Pincha» se erigió en el primer club que quebró la hegemonía de títulos de los grandes, desde 1931.

Después llegaron el Metropolitanos 1982, el Nacional 1983 y, más cerca en el tiempo, el también Apertura, en 2006. Ahora, a cuatro años de esa conquista, Estudiantes repite el festejo.

Sin lugar a dudas esa «revolución» futbolística e institucional que generó el retorno de Juan Sebastián Verón se complementó con el ingreso de un técnico con sangre «pincha»: Alejandro Sabella.

Cultor del perfil bajo, acorde, tal vez, con el hecho de que no mostraba un derrotero como DT que lo avalara por haber trabajado en otros equipos, en el medio local. Su única y anterior experiencia residía en haber sido ayudante de campo de Daniel Passarella, mientras el «Kaiser» estuvo al frente del Seleccionado argentino (1994-1998).

Sin embargo, esa tranquilidad que lo caracteriza se quebró al momento de los festejos: «Salir campeón es la gloria, no tiene precio» y destacó lo realizado por «los jugadores, la gente y los dirigentes. Esto es algo enorme, extraordinario, la mística otra vez. Tenemos la estrella once, un número muy representativo para el club», sostuvo Sabella. El entrenador campeón reconoció la jerarquía del escolta Vélez al considerar que hizo «un torneo extraordinario», aunque recordó que el ganador «siempre es uno solo». El capitán y símbolo de este Estudiantes, Juan Sebastián Verón, aseguró que su equipo «fue el mejor del torneo, sin ningún tipo de dudas. En cinco años de trabajo, coronamos tres títulos (Apertura 06, Libertadores 09 y Apertura 10); es un ciclo increíble», afirmó Verón, que tuvo que ser reemplazado ante Arsenal por una lesión.

La «Brujita» agradeció «el esfuerzo del grupo que le dio una gran alegría a la gente» y dijo que «no hay palabras» para describir lo que se siente al ser campeón.

Dejá tu comentario